Estrenos

To Rome with love de Woody Allen


[col2][/col2][col2]

Claves para ver la película de Woody Allen y no tirar puñados de pochoclos sobre la pantalla cual si fuesen tomates:

No recomiendo verla con demasiadas expectativas, creo que el secreto es quedarse con la superficialidad de los atractivos escenarios y el maravilloso reparto que atraviesa Roma; y así y todo, es probable que igual salgas de la sala de cine enojado o aburrido.[/col2]

Un oficinista con una familia feliz que sorpresivamente se transforma en una celebridad; Un arquitecto que recorre las callecitas de su juventud, y así las desacertadas decisiones amorosas en sus días de estudiante; una joven pareja en su luna de miel, con ansias de sentir una adrenalina que no encuentran en su relación; y un productor discográfico, que se niega a aceptar su condición de jubilado.

El relato se pierde por la encantadora ciudad de Roma, y lo hace en un aburrido recorrido que no termina de profundizar ningún conflicto, y salvo por algunos simpáticos gags, tampoco logra sorprendernos con el brillante humor al que nos tiene acostumbrados Woody Allen.

Estas historias no terminan por cruzarse en un ningún momento, el único punto de encuentro es Roma y el tema principal de la película: la eterna disconformidad humana; ¿quién no ha sentido alguna vez esa pulsión, que nos tienta con ambiciosas posibilidades a obtener aún más, aunque lo que tengamos nos haga realmente felices?

 

Me hubiese sido tanto más atractivo Roma vista desde la contradicción de las pasiones humanas, que una Penélope cruz, un Roberto Benigni, un Alec Baldwin, y demás, como acotados guías turísticos de una ciudad mucho más profunda.

 

Para concluir, debo decir que lo único que ha despertado To Rome with love en mí, son unas inmensas ganas de ver opera en vivo.