Reviews TV

The Defenders: el flojo reencuentro de los heroes de Netflix


Llega a Netflix la nueva serie de Marvel que reúne a Iron Fist, Luke Cage, Daredevil y Jessica Jones como The Defenders.

The Defenders continúa los eventos de cada uno de los héroes de Marvel en Nueva York ajenos a los problemas de Los Vengadores y Spider-Man. Aunque todos pertenezcan al mismo universo, algo que cuantos más eventos pasan más inverosímil parece.

La historia arranca con Iron Fist que continúa con su cacería a los diversos miembros de La Mano, una organización secreta que tiene el poder de controlar los diversos estratos de la economía del mundo.

Luke Cage sale de la cárcel y comienza a rearmar su vida, aunque la calles de Harlem sigan en peligro. Mientras tanto Jessica Jones evita tomar ningún caso nuevo después de enfrentarse a Killgrave, aunque no pasará mucho antes de que vuelva a trabajar.

Finalmente, Daredevil ha dejado las calles para seguir defendiendo a las víctimas en un juzgado como el abogado Matt Murdock.

Los primeros cuatro capítulos están armados con una perfecta sincronía de guion. Mientras que el primero es la clásica introducción de los protagonistas, el segundo comienza a entrar en el misterio y los nuevos enemigos, el tercero une a los héroes por primera vez y el cuarto los pone en contra y en conflicto entre ellos y sus alter egos.

Cada una de sus líneas argumentales mantiene el estilo estético y narrativo de sus series, lo que, aunque podría jugarle a favor para no perder su impronta, hace que los personajes estén en su propio universo y no unidos en una solo sintonía como se ha visto en la saga de Los Vengadores, o incluso en otras series de tv como el universo Arrow/Flash.

The Defenders cae en los mismos problemas que todo el universo Marvel (exceptuando Daredevil y Jessica Jones) y no logra desarrollar a sus villanos. Sigourney Weaver queda en segundo plano y no se percibe ese poder que representa. Ni siquiera se aprovecha su popularidad como el símbolo de héroe de acción que representa la actriz que interpretó a Ripley en la saga Alien.

Los seguidores estarán contentos de ver a sus personajes favoritos reencontrarse en un sola serie. Esta unión de los protagonistas no esta exenta de humor y quizás es lo más rescatable de la serie. Pero cuando torna al drama y la acción gira alrededor de Iron Fist (uno de los personajes más flojos de Marvel/Netflix) la atención del público se pierde.

Los ocho capítulos de The Defenders no colman la expectativa que los amantes de los personajes tenían. La serie comienza lenta, aunque esta es una característica común en los formatos de Netflix. Pero el problema es que a medida que avanza lleva la poca acción a lugares previsibles y no tiene ninguna secuencia digna de recordar.