Festivales

Segunda Jornada en Festival Nacional de Cine de General Pico


Una sociedad cinéfila, la piquense, que acompaña un festival y sus propuestas y actividades con interés.

Mientras en el resto del país se cerraban salas de cine o se reducían sus espacios en multisalas de shopping, en General Pico siempre tuvieron cine a lo grande. La Asociación Italiana XX de Septiembre de Socorros Mutuos se encargó de mantener viva la llama y sostiene dos salas fabulosas con equipo 3D y última tecnología en sonido, pantalla y confort. Y es la organizadora de este Festival desde su primera edición.

La sala Cine y Teatro Pico cuenta con 530 localidades y ha sido remodelado hace cuatro años. Tiene además un auditorio en la planta alta. El cine Gran Pampa cuenta con 700 localidades. Ambos tienen sendas pantallas inmensas en las que las películas parecen verse aún mejor.

Cinco cortos conformaron la Competencia Regional y abarcaron varios géneros: desde la animación pasando por la ficción, el documental falso, el documental de personaje y el trabajo experimental.

La proyección contó con la presencia de los realizadores de tres de ellos y con un público entusiasta que fue a encontrar especialmente sus lugares conocidos y a los vecinos que participaron en dos de ellos.

La muestra de cine internacional acercó grandes títulos de reciente producción y asegurada calidad: Dulces sueños de Marco Bellocchio, Aquarius de Kleber Mendonça Filho, El porvenir de Mia Hansen-Love, Invasión zombie de Yeon Sang-Ho y Una serena pasión de Terence Davies.

Y las proyecciones especiales ofrecieron dos propuestas: el documental pampeano Llegará la noche de Marcos Fernández y Rodrigo Weill y Los globos, la opera prima de Mariano González, de próximo estreno comercial.

Segunda Jornada en Festival Nacional de Cine de General Pico