Festivales

SEFF 2018


Del 26 al 30 de junio se desarrolló en Santiago del Estero la Segunda Edición del SEFF (Santiago del Estero Film Fest Internacional de Cine).

Después de un promisorio inicio en el 2017, Pichu Tomsic (directora) y Juan Pablo Salomón (productor) -a la vez programadores-, comandando un amabilísimo y eficiente staff, consiguieron, con su tesón y esfuerzo personal, y gracias al aporte del municipio por medio de la Subsecretaría de Cultura, Turismo y Deportes, de la Honorable Cámara de Diputados, del sector privado (empresas e instituciones) y de particulares a través del proyecto de Financiamiento Colectivo I Love My SEFF, llevar a cabo una exitosa nueva edición que dio comienzo con la exhibición de La reina del miedo codirigida por Valeria Bertuccelli y Fabiana Tiscornia.

El Festival contó con cuatro competencias (largometrajes argentinos, largometrajes internacionales, cortometrajes y cortometrajes de escuela) conformadas con títulos atrayentes y que mezclaron géneros, propuestas más populares y otras más arriesgadas. También hubo otras secciones: “La rebelión de los mansos”, una muestra fuera de competencia donde el eje central era Santiago del Estero; Por atrás. Panorama detrás de escena; el Foco “Cine y deporte” y El Mundial de Cortos. Y el estreno oficial de tres películas: Paraíso de Pablo Falá, Zonda fue el futuro de Diego Gavarrete y Lo que tenemos de Paulo Pécora.

Las proyecciones se desarrollaron en el auditorio del Centro Cultural del Bicentenario, un lugar enclavado en el corazón de la ciudad y con unas instalaciones inmejorables. También allí, en sus salas, se realizaron las otras actividades que organizó el SEFF. Conversatorios y talleres (de crítica, de cine y actuación, de dirección de arte para cine, de producción documental).

Con un público que se adueñó del Festival participando de todo lo que éste ofreció, con entrada libre y gratuita, y la presencia de más de 50 invitados acompañando a las películas, como jurados o para dictar las distintas actividades, puede decirse que el SEFF se está convirtiendo en un foco de atención tanto para la ciudad como para la misma provincia o las colindantes (Tucumán, Córdoba, etc.) y para Buenos Aires que aportó críticos y prensa especializada para cubrir el evento.

El SEFF vuelve a demostrar la importancia de los Festivales en el país como ventana para difusión de nuestro cine e intercambio entre todos los actores del medio. Por lo que sería de suma importancia que el INCAA tomara nota de ello y se sumara como aportante y activo participante de los mismos. Cosa que en este caso aún no ocurre. En tiempos en que la producción se ve aquejada por problemas financieros y por un evidente alejamiento del espectador argentino para con su cine debería ser un objetivo principal de nuestro Instituto el tender lazos y puentes para fomentar y producir, aunque más no sea conjuntamente, estos eventos.