Festivales

Pantalla Pinamar de lunes: Día 3


Hoy se presentó en Pantalla Pinamar, un anticipo de Montserrat la película con la que debuta como directora Antonella Costa en codirección con Che Sandoval.

El origen del proyecto fue el taller de actuación frente a cámaras que están llevando a cabo hace ya varios años y de donde surgieron los actores que junto a ellos pensaron la trama del filme. “Mi carrera está signada por el pasaje del fílmico al digital”, dijo Costa quien agradeció a los directores con los que trabajó y de quienes aprendió en los sets todo lo que sabe. Los codirectores reafirmaron la buena complementación que tienen: mientas Costa está más cerca de los actores y la dirección de arte, Sandoval se encargó más de la cámara (algo que en sus obras anteriores no pudo desarrollar con la dedicación que quería).

Montserrat la película con la que debuta como directora Antonella Costa en codirección con Che Sandoval.

Montserrat la película con la que debuta como directora Antonella Costa en codirección con Che Sandoval

La conferencia de prensa de la película Operación México – un pacto de amor juntó a Ximena Fassi, Willy Lemos (coach de Fassi), Leonardo Bechini, Luciano Cáceres y Paloma Contreras.

El director Bechini ante la pregunta de cómo llegó a este proyecto dijo que “los productores me eligieron a mí, me dieron la novela de Rafael (Bielsa) y ahí encontré la historia de amor que para mí es esta historia, una de amor colectivo”. Entre risas y miedos confesó que el salto de la televisión al cine le demandó muchos años porque “al hacerlo yo tenía miedo de morirme… y ojo que todavía no se estrenó!”

Para Luciano Cáceres meterse en la piel de Tucho Valenzuela fue todo un desafío y una red de casualidades-causalidades, desde las investigaciones a los comentarios de amigos y familiares, la aceptación y el apoyo de la hija recuperada de Tucho y enterarse que se conocían con su padre quien le daba refugio en su camarín cuando el militante estaba en Buenos Aires. “Yo voy a morir por lo que creo” le dijo María a su madre y fue esto lo que ella le transmitió a Ximena Fassi quien debió balancearse entre todos los amores: el de pareja, el de los hijos, el de la patria.

La película cuenta la historia de Tucho y María, militantes de alto rango en Montoneros y su captura y detención en una quinta con “quebrados” y militares mientras el protagonista es conminado a matar a las cabezas del agrupación o a ofrendar su vida y ella, embarazada, se niega a parir porque sabe que una vez que sus hijos nazcan se los quitarán.

El film cuestionador y estremecedor no juzga jamás a los personajes ni a sus decisiones pero seguramente causará enfervorizados y necesarios debates al respecto de la exposición del accionar de las cúpulas de Montoneros.