Festivales

Mick Garris: “Mi primer guión lo dirigió Martin Scorsese y solo se lo puedo decir a ustedes”


Mick Garris, un ícono del cine de terror, fue el invitado de lujo de esta edición del Buenos Aires Rojo Sangre y brindó una charla abierta y amena con los fans del género.

Steven Spielberg, Joe Dante, John Carpenter, Tobe Hooper, Stephen King. Esos nombres no necesitan presentación. Mick Garris vivió a la sombra de ellos por más de 40 años, pero casi nadie lo conoce. Sin embargo, es un nombre clave dentro del género de terror. Gracias a él se llevaron a cabo algunas de las mejores series de género fantástico de los últimos 30 años.

Fue el encargado de reescribir todos los capítulos de Cuentos Asombrosos, el propulsor de juntar en una misma serie a Carpenter, Hooper, Argento, Landis entre otros, gracias Masters of Horror. Y de llevar a la pantalla dos adaptaciones muy complejas y ambiciosas de Stephen King como Apocalipsis -una de las miniseries más exitosas de los 90- y El resplandor, la remake, que fue elogiada por su fidelidad con la novela.

“El matrimonio de King y Kubrick no fue frutífero porque Kubrick era un tipo sin corazón y King es muy humano. Aún así, hoy en día, la original sigue siendo una obra maestra, y mi adaptación, solo una miniserie para TV”, sentenció.

Con completa sinceridad y buen humor, Garris brindó una charla cautivante, en la que narró sus orígenes como crítico y redactor para revistas fantásticas, en dónde tuvo la oportunidad de entrevistar y participar del backstage de obras como Escape de Nueva York, ET y Aullidos entre otras.

 

Sus primeros pasos como guionista fueron gracias a Spielberg, cuando le ofreció escribir para Cuentos Asombrosos. Posteriormente, y gracias a la buena repercusión de la serie lo contrataron para escribir la secuela de La Mosca, e incluso, la de Gremlins 2. Pero no terminó ninguno de los dos proyectos. “Spielberg quería que escriba Gremlins 2, pero cuando se lo dijo a Joe Dante, este respondió: como voy a dárselo a él que es mi amigo… y es tan malo”. Por otro lado, en el caso de la secuela de la obra de Cronenberg, el problema fue que él quiso hablar de temas polémicos como el aborto y el derecho a la vida, y los estudios le pidieron un guión para adolescentes. En ese momento le surgió la oportunidad de dirigir su ópera prima, Critters 2, y eligió la secuela, con la que ironizó acerca de las similitudes con la película de Joe Dante.

Pero sin duda, fue su relación con Stephen King, la que marcó su vida, a partir de la película Sonámbulos. “Le tengo mucho cariño, pero no está ni entre mis mejores obras, ni entre las mejores adaptaciones de King. Me la ofrecieron despúes de que otro director fue despedido porque se había alejado demasiado de la novela de King”.

Garris recordó que fue en ese momento cuando conoció al escritor, que vivía en Maine, mientras él en Los Angeles. Posteriormente ambos volverían a trabajar juntos, pero con adaptaciones para la pantalla chica. Apocalipsis, fue la más exitosa de todas, pero tuvieron un productor demasiado tacaño y los efectos especiales le quitaron brillo al film. Cuando surgió la oportunidad de dirigir la remake de El resplandor, que iba a durar 6 horas a pedido de Stephen King para poder desarrollar mejor la locura del personaje de Jack Torrance, le ofreció el protagónico a Gary Sinise -protagonista de Apocalipsis– quién lo rechazó con buenos argumentos: “Es imposible meterse en los zapatos de Jack Nicholson. Debería haberle hecho caso”.

Sin embargo, el último verdadero hit de Garris fue reciente, cuando reunió a todas las mayores leyendas del cine de terror de todos los tiempos para Masters of Horror. Mick recordó anécdotas de las cenas en las que se juntaban todos a tirar ideas, como fue convencer a John Carpenter para que volviera a dirigir y la pelea con el canal tras el primer corte de Imprint, el brillante y visceral capítulo de Takashi Miike.”Cuando Showtime lo vio dijeron que no lo iban a pasar. Takashi se ofreció a hacerle cambios porque quería estar en la TV de Estados Unidos, pero yo le pedí que no lo haga, que deje su versión original”.

Garris aclaró que si bien contaban con un presupuesto limitado -casi dos millones de dólares por capítulo- y solo 10 días de rodaje, le brindó a cada director la libertad absoluta para que hagan lo que quisieran, para que hagan una película como ellos lo desearan.

La charla culminó con el anuncio de una nueva antología de cortos de terror, en la que además del gran invitado del BARS, participa Joe Dante, entre otros y, va a estar pensada para Netflix.

De esta manera, se despidió Garris, que estuvo presente en las dos proyecciones de Sonámbulos y brindó a cada fan la oportunidad de sacarse una foto, firmar películas y agradecer la oportunidad de estar presente en Buenos Aires.

Su último consejo fue: “Escriban. Todo parte del guión. A la mayoría de los guionistas los tratan horrible, pero un buen guión te puede convertir en estrella. Que elijan tu guión por encima de una pila de guiones es la mayor oportunidad que puedas tener. Y por favor, no llames a tus amigos para que actúen en tus primeras obras”.