Festivales

Competencia Argentina BAFICI: La otra piel de Inés de Oliveira Cézar


La otra piel, la nueva ficción de Inés de Oliveira Cézar, sigue, poética y misteriosamente, el derrotero de una mujer en crisis y en búsqueda de sí.

Abril está en crisis. No se encuentra bien con su esposo, director de teatro, (siempre ocupado en los ensayos y retrasado para llegar al hogar), acaba de recibir unos análisis y no sabe expresar lo que le pasa o no tiene con quién o no quiere hacerlo. Esa situación de agobio, de dolor, de encierro y un encuentro sexual de final ambiguo, la lleva a dejar el hogar y marcharse sin planes a Brasil, a una playa alejada y bastante solitaria.

Mientras su marido y su madre no saben qué pasa y no tienen noticias, ella se instala en una casa frente al mar, dibuja, lee y se cruza con algunos personajes que modificarán su estadía y ante quienes se presenta con otro nombre, como si buscara ser otra.

Inés de Oliveira Cézar bucea en la vida de esta mujer sin ofrecer demasiadas explicaciones y deja que el azar la vaya empujando en su transcurrir extranjero. Las situaciones no siempre se ven orgánicas o verosímiles ni en su planteo ni en su concreción escénica pero son siempre armoniosas y bellamente fotografiadas.

Una voz en off (de Rafael Spregelburd en su rol de esposo, aunque es fácil confundir también con el autor real de los parlamentos de La terquedad que se escuchan) va derramando textos cuya potencia dramatúrgica es indiscutible pero su inserción en la trama a veces resulta forzada. Como si ese poder de la palabra de la que hace gala se impusiera por sobre lo audiovisual.

María Figueras pone el cuerpo sin pudor y con empeño y sale más que airosa de un protagonismo exigente. Pero La otra piel, como varias capas que buscan imbricarse pero no lo consiguen, suena, a veces, como un intento de cubrir algo que más parece una tesis que una ficción concretada.