La multitud se enfrenta a un clérigo cuando la torre de Irán se derrumba matando a 32

Dubai, Emiratos Arabes Unidos — Manifestantes enojados por el derrumbe de un edificio en el suroeste de Irán que mató al menos a 32 personas gritaron a un enviado enviado por el líder supremo, el ayatolá Ali Khamenei, lo que provocó una represión en la que los manifestantes en un club de la policía antidisturbios lanzaron gases lacrimógenos, según videos analizados en línea el lunes.

La manifestación desafió directamente la respuesta del gobierno iraní al desastre de hace una semana cuando aumenta la presión en la República Islámica por el aumento de los precios de los alimentos y otros problemas económicos en medio de la desintegración de su acuerdo nuclear con las potencias mundiales.

Si bien las protestas hasta ahora siguen sin líderes, parece que incluso las tribus árabes de la región se unieron a ellas el domingo, lo que aumenta el riesgo de más disturbios. Las tensiones entre Teherán y Occidente ya aumentaron después de que la Guardia Revolucionaria de Irán se apoderara el viernes de dos petroleros griegos que habían sido capturados en el mar.

El ayatolá Mohsen Heydari al-Kasir trató de dirigirse a los enojados dolientes cerca del sitio del edificio Metropole de 10 pisos, pero cientos se reunieron el domingo por la noche, abucheando y gritando.

Rodeado de guardaespaldas, el ayatolá, de unos 60 años, trató de continuar pero no pudo.

«¿que pasa?» El clérigo le susurró algo a un guardaespaldas y luego se inclinó para decirle algo.

Luego, el clérigo trató de dirigirse a la multitud nuevamente: «Queridos, por favor mantengan la calma, como muestra de respeto por Abadan, sus mártires y queridas (víctimas), toda la nación iraní está de luto esta noche».

READ  Rusos hablan de matar civiles en intercepción de radio de inteligencia alemana

La multitud respondió gritando: «¡Desvergonzado!»

Luego, la transmisión en vivo del evento fue interrumpida en la televisión estatal. Los manifestantes luego corearon: «Te mataré, te mataré». ¡Mataré a quien haya matado a mi hermano! »

El diario al-Hamshahri, con sede en Teherán, y la agencia de noticias semioficial Fars dijeron que los manifestantes habían atacado la plataforma donde la televisión estatal había instalado su cámara y cortado sus transmisiones.

La policía ordenó a la multitud que no cantara consignas contra la República Islámica y luego les ordenó que se fueran, calificando su reunión de ilegal. Más tarde, un video mostró a los oficiales confrontando a los manifestantes y siendo golpeados con porras mientras se elevaban nubes de gas lacrimógeno. Al menos un oficial disparó lo que parecía ser un rifle, aunque no estaba claro si era fuego real o rondas de «sacos de frijoles» diseñadas para aturdir.

No estaba claro de inmediato si alguien había resultado herido o si la policía había realizado algún arresto.

Los detalles en los videos son consistentes con las características conocidas de Abadan, que se encuentra a unos 660 kilómetros (410 millas) al suroeste de la capital, Teherán. Los canales de televisión farsi extranjeros describieron el lanzamiento de gases lacrimógenos y otros disparos.

La recopilación independiente de noticias sigue siendo muy difícil en Irán. Durante los disturbios, Irán cortó las conexiones telefónicas e Internet a las áreas afectadas, al tiempo que limitaba el movimiento de periodistas dentro del país. Reporteros sin Fronteras describe a la República Islámica como el tercer peor país del mundo para el periodismo, después de Corea del Norte y Eritrea.

READ  'Deltacron:' Nuevos casos variantes de COVID confirmados por la OMS - Telemundo Chicago

Tras el derrumbe de la torre en Abadan el lunes pasado, las autoridades reconocieron que el propietario del edificio y funcionarios gubernamentales corruptos habían permitido que continuara la construcción del edificio Metropol a pesar de los temores de una fabricación deficiente. Las autoridades arrestaron a 13 personas como parte de una amplia investigación sobre el desastre, incluido el alcalde de la ciudad.

Los equipos de rescate sacaron tres cuerpos más de debajo de los escombros el lunes, elevando el número de muertos en el derrumbe a 32, según la agencia de noticias estatal IRNA. Las autoridades temen que más personas puedan caer bajo los escombros.

El derrumbe fatal planteó dudas sobre la seguridad de edificios similares en el país y destacó una crisis en curso en los proyectos de construcción iraníes. El derrumbe recordó a muchos el incendio de 2017 y el derrumbe del famoso edificio Plasco en Teherán que mató a 26 personas.

En Teherán, el departamento de emergencias de la ciudad advirtió que 129 edificios de gran altura en la capital siguen siendo «inseguros», según una encuesta realizada en 2017. El fiscal del país, Mohammad Javad Moataziri, prometió abordar el problema de inmediato.

Abadan también ha visto desastres en el pasado. En 1978, un incendio provocado en Cinema Rex, a pocas cuadras del edificio derrumbado en el moderno Abadan, mató a cientos. La ira por el incendio provocó disturbios en las regiones ricas en petróleo de Irán y ayudó a desencadenar la revolución islámica que derrocó a Shah Mohammad Reza Pahlavi.

Abadan, en la provincia iraní de Juzestán, rica en petróleo, es el hogar de la minoría árabe de Irán, que se ha quejado durante mucho tiempo de que la nación persa los trata como ciudadanos de segunda clase. Los separatistas árabes de la región han atacado oleoductos y fuerzas de seguridad en el pasado. Los videos y el periódico Al-Hamshahri indicaron que dos tribus habían llegado a la ciudad para apoyar las protestas.

READ  Discurso de Biden en vivo: El presidente habla con Zelensky antes de un discurso de apertura sobre la pandemia de COVID-19

Mientras tanto, uno de los dos petroleros griegos incautados por Irán el viernes encendió sus dispositivos de rastreo por primera vez desde el incidente. El petrolero Prudent Warrior recibió una posición satelital el lunes frente a Bandar Abbas, un importante puerto iraní, según datos de MarineTraffic.com analizados por Associated Press.

Cinco guardias armados estaban a bordo del Prudent Warrior el lunes, aunque las autoridades iraníes permitieron que la tripulación usara sus teléfonos móviles, dijo George Vackertzis, director financiero del barco, Polembros Shipping.

“Todo es político y está en manos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Grecia y el gobierno iraní”, dijo Vakertzis a Associated Press.

El lunes por la noche, la televisión estatal iraní transmitió imágenes del ataque al «Guerrero Prudente». El video mostraba a miembros enmascarados de la Guardia Revolucionaria aterrizando un helicóptero en el barco y luego irrumpiendo en el puente del barco civil, armados con rifles de asalto.

Todavía no está claro dónde está el segundo barco, Delta Poseidon.

———

Siga a Jon Gambrell e Isabel DeBre en Twitter en www.twitter.com/jongambrellAP y www.twitter.com/isabeldebre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.