Estrenos

Estrenos Un espía y medio de Rawson Marshall Thurber


Uno de los estrenos del pasado jueves fue la comedia de acción Un espía y medio dirigida por Rawson Marshall Thurber (¿Quién *&$%! son los Miller?) y protagonizada por Kevin Hart y Dwayne «The Rock» Johnson.

Actualmente Bob (Dwayne Johnson) es un letal agente de la CIA, pero en sus años de adolescencia fue víctima de acoso escolar, pues sus compañeros de la secundaria le solían intimidar por su sobrepeso. Sin embargo, en vez de hundirse, Bob decide entrenar y se transforma en un musculoso gigante que acabará trabajando para el servicio de inteligencia. Por su parte, Calvin (Kevin Hart) era la estrella de los deportes y el chico más popular de la escuela secundaria. Eso sí, hoy en día Calvin es un aburrido contable y vive añorando sus años de gloria.

Cuando en la víspera de una reunión de antiguos alumnos Calvin se reúne con Bob, su sorpresa será enorme al descubrir que ese tímido chico que solía ser el perdedor de la escuela y al que todos acosaban se ha convertido en un asesino a sueldo de la Agencia Central de Inteligencia. Claro que el asombro será mayor cuando Calvin se vea completamente inmerso en el peligroso mundo del espionaje internacional.

espia-y-medio-1

La dupla de Hart y The Rock ya de por si era un gag. La diferencia de tamaños entre ambos actores es la mejor parte de la película y la misma se apoya mucho en esto.

Kevin Hart no sale de su papel de comediante, repitiendo algunos latiguillos que ya se había visto en Get Hard y Ride Along.

The Rock funciona en comedia, pero no cuando él intenta hacerla. El héroe de acción aquí tiene muchos diálogos para construir este extravagante espía; y aunque la idea original este bien lograda, el persona termina en lugares comunes y no expresa el carisma que si hace en series como Ballers.

La acción y la comedia van de la mano, pero ambas se quedan en el camino, Comienza muy bien, pero acelera demasiado rapido y la historia comienza a desinflarse. No hay tantas escenas de acción como uno esperaría de una película de The Rock.

En conclusión

Un espía y medio parte de una premisa interesante, ver la transformación física de The Rock era uno de lo aspectos más esperados de la película, pero la misma deja ese aspecto de lado, y no aporta nada nuevo al género, salvo secuencias que ya habíamos visto en el trailer.

Puntaje 2 2/5
Readers Rating
0 votes
0