Estrenos

Estrenos Sin City Una mujer para matar o morir de Frank Miller


Este jueves llega la segunda parte de Sin City: Una mujer para matar o morir, película que utiliza las mismas técnicas y recursos de la primera parte pero que esta vez desvaría en sus historias.

Estrenos Sin City Una mujer para matar o morir de Frank Miller - Visión del Cine

Estrenos Sin City Una mujer para matar o morir de Frank Miller – Visión del Cine

En las sórdidas calles de Sin City, un hombre busca su venganza. Dwight (Josh Brolin) trata de ajustar cuentas con la misteriosa Ava Lord (Eva Green), la letal mujer que le traicionó.
Nancy intenta superar la muerte de Hartigan, y Johny tiene una peligrosa misión: acabar con el mayor villano de Sin City. En su propósito, conocerá a la joven stripper Marcy.

Sin City: Una dama para matar o morir vuelve a contar varias historias episódicas con una gran variedad de actores principales y secundarios que se pasean en este mundo creado por Frank Miller y Robert Rodriguez.

A diferencia de la primera película, en esta ocasión, dos de los tres relatos principales parecen haber sido hechos a la apurada, sin el reparo de pensar en algún momento lo que se estaba presentando. La historia más rescatable es quizás la menos profundizada en el film, y esta tiene como protagonista a Joseph Gordon-Levitt. Su personaje es un extranjero en la ciudad del pecado, y su búsqueda de venganza es mucho mas creíble que la de Jessica Alba.

Esta segunda parte añade una mujer por la cual cualquiera mataría, Eva Green en el papel de femme fatale, que siempre le queda bien, y su sensualidad levanta el poco carisma que el personaje de Josh Brolin le da a Dwight (Clive Owen en la primera parte).

Otra parte memorable es la aparición de Christopher Lloyd, el Doc, en un pequeño papel, que da gusto ver en la pantalla grande.

Las técnicas de animación y dibujo gráfico vuelven a ser el punto interesante del film, las tonalidades de blancos y negros con algunos detalles de color dan lugar a una especie de policial negro en formato comic. Aunque abstenerse aquellos que esperan un concepto «realista» en la película.

Frank Miller tuvo la excusa en el mismo año de continuar dos adaptaciones de sus novelas gráficas en el mismo año (300 y Sin City),  ninguna de las dos estuvo a la altura de sus originales, y tanto la crítica como los espectadores estuvieron de acuerdo.