Estrenos

Estreno Tomorrowland de Brad Bird


Una adolescente optimista y curiosa y un inventor, ex niño prodigio, se embarcan en la aventura de desentrañar los secretos de un lugar ubicado en algún sitio en medio del tiempo y el espacio, al que se conoce como Tomorrowland.

El argumento de Tomorrowland es difícil de explicar, pero fácil de entender e inmensamente disfrutable en el cine. El guión de Damon Lindelof, Brad Bird y Jeff Jensen contiene varias capas de significado, sin que ello conlleve que quien la vea se pierda en la comprensión. Y la inteligencia de los escritores está en no abundar en sobre explicaciones. Después de todo, uno de los géneros principales de esta película es la aventura, de manera que el espectador, además de tomar el punto de vista de la adolescente que va descubriendo que es lo que está pasando, va viviendo las peripecia de descubrir cual es el fin de la misión que conlleva haberse encontrado con una insignia, un pin que al tocarlo, la transporta a otro tiempo y a otro lugar.

En las primeras imágenes de la película aparece Frank Walker (George Clooney) mirando a cámara, en un doble juego de ser filmado e involucrar al espectador en lo que vendrá después. Luego la estrella desaparecerá por casi cuarenta minutos para dar lugar a un prologo después del comienzo. Dos decisiones muy jugadas de las muchas que contiene esta película. El Frank Walker de hoy da paso al niño que fue y que presenta su invento de mochila cohete en la Feria Mundial de 1964, al ser preguntado por la utilidad de su maquinaria, responde “¿No puede ser sólo por diversión?”. ¿Acaso en la vida actual no son las aplicaciones de los smartphones algo de eso?, algunas útiles, otras sólo proporcionan diversión.

Tomorrowland-vision del cine

Tomorrowland-vision del cine

La dirección de indudable pericia, corre por cuenta de Brad Bird, que ya había demostrado su habilidad en Los increíbles, en el terreno de la animación y Misión imposible: protocolo fantasma, trabajando con actores. El impecable montaje está a cargo de Walter Murch (Apocalipse Now, La conversación).

El elenco principal no es numeroso, pero las elecciones fueron sabias. Al mencionado Clooney se suma Britt Robertson, como Casey Newton, la adolescente soñadora, Hugh Laurie (si, el Doctor House) es Nix, el gobernador de Tomorrowland, y una brillante Raffey Casidy como Athena.

Diversión que remite a Spielberg, a Blade Runner, a Hayao Miyazaki, a Súper 8 de J. J. Abrams y a todo lo que los Wachowsky quisieran haber imaginado pero sin ser tan complicados. Tomorrowland es ciencia ficción reflexiva y entretenida sin buscar tener futuro de videojuego.

Inmensamente optimista en medio de tanta futurología apocalíptica, sin sangre ni violencia extrema, el imaginario de Tomorrowland debe verse como uno de sus pósters, al fondo una ciudad moderna e híper tecnológica, pero en primer plano un dorado campo de trigo y en medio de el, los seres humanos. Soñemos que el futuro será así, que no es poca cosa.

5/5

En conclusión

Inmensamente optimista en medio de tanta futurología apocalíptica, sin sangre ni violencia extrema, el imaginario de Tomorrowland debe verse como uno de sus pósters, al fondo una ciudad moderna e híper tecnológica, pero en primer plano un dorado campo de trigo y en medio de el, los seres humanos. Soñemos que el futuro será así, que no es poca cosa.

Puntaje 5
Readers Rating
0 votes
0