Estrenos

Estreno SPY: Una espía despistada de Paul Feig


 

Melissa McCarthy llega con Spy: Una espía despistada de Paul Feig.

De la mano del (más bien televisivo) director y guionista Paul Feig, llega esta comedia sobre un remanido tema, la persona menos pensada se transforma en el espía más exitoso. Las expectativas de que un film de este estilo sea muy bueno, son más bien bajas, y esta no sería la excepción, si no fuera porque uno tras otro, los chistes que se suceden (sobre todo después del primer punto de giro del guión) son uno más gracioso que el otro.

Melissa McCarthy es Susan, alias Coop, una agente de la CIA que fue cajoneada detrás de un escritorio para ser los ojos y oídos de Fine (Jude Law), un agente activo con misiones “en el campo”.

Pero tras la muerte del agente, Coop se postula para salir de la oficina y comenzar una investigación relacionada con el tema que Fine estaba siguiendo.

Spy-vision del cine

Spy-vision del cine

Más allá de que a nivel gestual resulte reiterativa, McCarthy es una muy buena actriz de comedia, y se carga arriba la película. Un gran punto a favor es que el guión no abunda en chistes sobre el cuerpo obeso del personaje, y eso hace que las carcajadas que provoca el film sean relacionadas al buen nivel de escritura y no a una serie de chistes chabacanes.

El resto del elenco ayuda mucho también. Aunque los personajes parecen acartonados al principio, cada pieza encaja perfecto en este rompecabezas y, nuevamente, hacen que las dos horas que dura esta comedia, se pasen bien rápido.

Sin ser una obra maestra al estilo de Monty Python, Spy es una sorpresita, ya que con un muy bajo nivel de ideas en cuanto a la trama, los chistes que logra desplegar son muy efectivos.

3/5

En conclusión

Sin ser una obra maestra al estilo de Monty Python, Spy es una sorpresita, ya que con un muy bajo nivel de ideas en cuanto a la trama, los chistes que logra desplegar son muy efectivos.

Puntaje 3
Readers Rating
0 votes
0