Charlamos con

Entrevista con Fernando Rozvar, director y productor de Sr. Ávila


Este domingo en HBO llega la cuarta y última temporada de Sr. Ávila y estuvimos hablando con el mexicano Fernando Rozvar, director, productor y guionista de la serie ganadora de un Emmy Internacional.

¿Cómo fue el primer contacto con Sr. Ávila?

Junto con mi hermano Billy ya habíamos trabajado un poco en televisión durante seis años y nos contactó HBO por medio de Marcelo Slavich. En ese momento nos mandaron el guion de un capítulo de Sr. Ávila para hacer un presupuesto en nuestra productora y nosotros teníamos que armar una guía visual, como si fuéramos a dirigirla. Cuando terminamos la idea la mandamos y nos dieron el ok. Entonces fue alegría doble porque nos aprobaron el proyecto para producirlo y entré yo como director. Lo importante era cumplir con lo que se había prometido.

A medida que pasaron las temporadas nuestra relación con los hermanos Slavich fue mejorando y también tuvimos suerte de tener un socio como HBO que no te ponen trabas, no hay miedos o censura y tenemos mucha libertad para trabajar. Y podíamos encontrar un equilibrio entre la creatividad y el presupuesto. ¡Cuatro temporadas! estoy muy agradecido, HBO sabe cuándo terminar un proyecto.

¿Fue parte de tu decisión formar de un proyecto como Sr. Ávila porque estaba HBO a bordo?

Yo creo que esto se aplica a toda Latinoamérica, hay pocos espacios para hacer producciones en televisión abierta. Y en México en particular necesitábamos esa libertad de contar historias que quizás se ven en series o películas argentinas. Cuando me llegó la propuesta de los argentinos Marcelo y Walter Slavich, sentí que era el empujón necesario. Y qué mejor que poder representar el continente con la mirada de dos países unidos. Porque la historia puede suceder en México pero tiene muchos elementos de Buenos Aires. Y HBO entendía el proceso creativo, nos empujó para esforzarnos un poco más cada día. La serie mantiene un estilo que siempre hacía que funcionara internacionalmente.

Si hablamos de una serie de asesinos a sueldo y decimos México automáticamente se asocia a los narcos y eso no era lo que queríamos. Son asesinos con elegancia, con códigos, que tienen una operación que funciona alejada del narcotráfico.

Y hablando de México ¿cómo funciona en tu país la serie?

Hablando de números el año pasado en México, la tercera temporada de Sr. Ávila tuvo más rating que la séptima de Game of Thrones. Esto nos hizo sentir que había un valor de hacer una producción en nuestro idioma, en un canal donde su mayor pantalla es en otro. Espero que esto sea algo replicable para otras producciones de Chile o Colombia.

¿La cuarta temporada va a ser la primera vez que vas a estar como guionista de la serie?

Así es. Yo había hecho guion en una serie de terror llamada Trece miedos, pero esto fue todo un nuevo reto. Trabajar codo a codo con los hermanos Slavich y la base que ellos crearon me ayudó mucho. Estuve cuatro años dirigiendo a los personajes y ya conocía las voces de Iván, Ana y Roberto.

¿Fue un desafío contar el final de la serie?

Sabiendo que era la última temporada tenía ciertos elementos que quería incluir y pude hacerlo. Quería ver a Iván en una situación totalmente diferente. A veces, esas series tienen ocho o nueve temporadas, los personajes se vuelven muy repetitivos y no avanzan o no cambian. En este caso tuve que poner a los personajes a prueba y hacer que el espectador se sorprenda.

¿Se pensó que iban a llegar hasta una cuarta temporada? Porque a veces se extienden mucho o las terminan cancelando.

Yo tenía claro que quería acabar la temporada pero es HBO quien decide si termina una serie o cuando arranca otra. Es un momento en el que uno tiene que hacerse la idea de que esto no va a continuar. En cada temporada dejamos un poco el final abierto, le dábamos gracias a HBO y después pasaban unos días y nos volvían a llamar para decirnos que hagamos otra más.

Además nos ganamos la confianza del público, nos dieron el tiempo para poder contar la historia de Sr. Ávila sin apresurarla y eso para un director es lo más cómodo.

Y hablando de eso, viste que ahora la gente ve temporadas completas como en Netflix, algunos ven un capítulo por semana de una manera más clásica y otros esperan a que termine una serie para prever que no se las cancelen, vos como productor ¿cómo ves esta forma de consumir series que hay?

Yo tengo un pie en lo antiguo y otro en lo moderno. Cuando sale Juego de Tronos u otras series veo un capítulo por semana, como siempre hice en mi adolescencia. Hay pocas series que vea todas juntas, hay tantas series que el tiempo es poco. Pero también entiendo, porque tengo tres hijos, que pueden ver ocho capítulos al hilo. Pero creo que depende del contenido. A mi me gustaría seguir haciendo series que al espectador le cueste ver todos los capítulos seguidos. Prefiero el estilo más tradicional de HBO aunque con sus nuevas plataformas mezclando ambos mundos.

Y finalmente, ¿cuáles son tus próximos proyectos?

Estoy haciendo un largometraje de comedia llamado Pura Madre. Tenía ganas de sacarme el asesino que tenía adentro. Sucede en 1940 sobre la industria de la radio en México. Son cuatro hermanos que pelean por la herencia del padre que tiene una estación de radio local. Tiene una narrativa moderna pero ambientada de manera clásica. Es el primer reality radial, aunque no está basado en ninguna historia real. Mi idea es estrenarla a fin de año.