Entrevistas

Entrevista a Germán Maggiori guionista y autor de Entre hombres, la nueva miniserie de HBO


Entrevista a Germán Maggiori por el comienzo de la grabación de la miniserie Entre Hombres, producción de HBO y Polka, basada en su novela homónima y guionada por él mismo.

VDC: Cuando editaste Entre hombres fue un mal momento del país y la novela necesitó un tiempo para ser reeditada y, de alguna manera, ser redescubierta, pero ¿cómo fue que la novela apareció en tu escritura?

Germán Maggiori: Apareció con la necesidad de escribir un texto de largo aliento. Yo había escrito cuentos, seguí escribiendo esa serie de cuentos que estaban todos ambientados en el mundo de la novela, en el conurbano, en los años 90 y a partir de esa serie de personajes que se fueron construyendo entendí que podía haber ahí algo más y sobre ese universo se me ocurrió montar una trama policial con visos políticos también y el resultado es la novela que como vos decís tuvo un empujón inicial fuerte con un premio internacional y después sufrió el revés de la realidad argentina. Pero la novela por suerte siguió circulando de una manera más subterránea, de recomendaciones, de boca en boca y subsistió hasta que finalmente fue reeditada en 2013.

VDC: Hay ciertas corrientes de la teoría literaria, en la que confluyen Borges y Piglia, que hablan del policial como un género que describe y permite pensar una sociedad determinada. ¿Qué pensás al respecto?

Germán Maggiori: Me parece que el policial es un género en el que los conflictos sociales pueden permear de distinta manera pero nunca, y esto como decía Walsh, es un género de denuncia. Como denuncia es ineficaz, es una denuncia inofensiva, por eso el documento o la investigación son los géneros de denuncia. Pero sí es verdad que, a través de un género como el policial, se empiezan a expresar ciertas tensiones sociales y políticas. Eso está claro.

VDC: Y el policial que en todo el mundo tiene su importancia pero acá en la literatura argentina ha sido y es bastante central…

Germán Maggiori: Sí, es interesante. Siempre se habla del policial. Si vos lees a lo largo de los años siempre el policial ha mantenido un lugar preeminente dentro de la producción literaria argentina por lo menos. Yo no encuentro una razón particular por la cual pase este fenómeno, pero al ser un género marginal, a veces en esos márgenes, se expresa mucho mejor esta tensión entre sociedad y estado, este conflicto del dinero que siempre plantea el policial moderno…

VDC: El policial negro…

Germán Maggiori: Exacto. No el policial de investigación clásico que ese es un género más lúdico si se quiere porque se trata de plantear una intriga y de que el lector la resuelva. Está alejado del otro conflicto que me parece central en el policial negro que es el poner en cuestión el sistema en el que estamos.

VDC: ¿Y cómo llega la posibilidad de que la novela Entre hombres se convierta en miniserie?

Germán Maggiori: La novela tiene una impronta visual y siempre estaba la idea de la adaptación dando vueltas. A veces de una manera más concreta y otras más en el aire, digamos, pero lo concreto fue que hace tres años la productora que trabaja localmente con HBO que es Polka le acercó el libro, con la intención de ir tanteando a ver si se podía llevar a cabo la adaptación y tuvimos una recepción muy buena y la suerte de que finalmente se pueda concretar, lo que no es fácil.

VDC: ¿Vos estuviste desde el primer momento con la idea de ser el guionista?

Germán Maggiori: Sí, yo me había planteado…”hay que afrontar el reto” como decía Alí, “el campeón afronta el reto, maneja la presión mejor que el rival”. Yo me había propuesto y las cosas se fueron dando porque coincide también con un pedido de HBO de hacer una adaptación de la novela que sea fiel al texto, eso de alguna manera me acercaba más a mí a la escritura del guion y finalmente fuimos presentando los libros y estuvieron muy satisfechos.

VDC: Leí una nota tuya en la que decías que cuando se reeditó la novela recién ahí volviste a leerla y te conformaba mucho pero veías, con el paso del tiempo, cosas que hubieras hecho de otra forma, y adaptar el propio texto tiene sus cuestiones ¿cómo fue?

Germán Maggiori: Por suerte como el proceso fue en este sentido para mí fue favorable poder ser fiel al mismo texto. Los problemas de la adaptación son esos: qué cortar, qué dejar, desde qué punto de vista, qué contexto cambiar, entonces cuando eso estuvo ordenado las cosas fueron fluyendo fácilmente y prácticamente no quedaron cosas fuera del libro que no estén en la serie. Incluso a nivel estructural nosotros mantuvimos toda esa cuestión que tiene la novela de juegos temporales y la construcción de los personajes y el uso de la jerga, de una lengua propia que es una lengua marginal, o sea que todos esos elementos que estaban en la novela se pudieron volcar e increíblemente fueron aceptados, podrían haber dicho que no (risas).

VDC: ¿Vos sabías quienes iban a formar parte del elenco cuando escribías?

Germán Maggiori: No, no, no. Son procesos muy cuidados, muy lentos y primero fue la etapa de escritura de guiones, una vez aceptados los libros se pasó a la etapa de preproducción y ahí empezamos, yo solamente desde mi lugar marginal a opinar al respecto de tal o cuál talento podía o no estar involucrado, pero me parece que el resultado supera ampliamente cualquier expectativa que yo hubiera tenido. Mi participación estuvo nada más que en el sentido de dar mi parecer sobre todo desde el physique du rol del actor con respecto del personaje, la impronta que podía tener o darle, pero la decisión más fuerte pasa por el lado de lo que es dirección quien realmente tiene que trabajar con la destreza del actor

VDC: De conseguir que le den carnadura a tu escritura

Germán Maggiori: Claro eso se lo tienen que preguntar a Pablo Fendrik (más risas).

VDC: Hay como muchas vueltas al pasado en series y películas a los 80, este es a los 90.

Germán Maggiori: Es raro porque es un fenómeno que se viene acentuando en los últimos años Stranger Things, Chernobyl, y demás, pero que en mi caso no sé, porque arrancamos tres años atrás y este fenómeno no estaba o sea que es parte de esas cosas que no se manejan y son fortuitas. HBO no la eligió por su fecha. De hecho las primeras ideas de adaptación podían  jugar con la idea de correr el contexto. Después no quedaron en nada pero estaban todas sobre la mesa las opciones. La cuestión retro no era algo que estuviera planteada y fue fortuita.

VDC: Pero ahora que lo tuviste que pensar para hacerlo desde estos 2019, ¿qué sentís que pasa con eso?

Germán Maggiori Me tuve que despegar un poco del contexto, en la medida que se pueda porque, volviendo a Borges, no importa tanto el texto sino el contexto de lectura. Entonces como habíamos optado por una aproximación al texto fiel al original apostamos también a una reconstrucción no sólo geográfica sino también de un espíritu de época, entonces hay cosas que hasta pueden resultar chocantes vista desde el hoy con todos los temas que están sobre la mesa…

VDC: Con lo políticamente correcto que nos atraviesa y tanto mal nos ha hecho.

Germán Maggiori Sí sí pienso en un montón de cosas, el uso de la violencia, la cuestión de las minorías, me parece que si nos hubiéramos puesto un freno a eso hubiéramos perdido parte del espíritu que tiene el libro y decidimos mantener la crudeza del texto en ese sentido y apostar a eso porque hay situaciones que están naturalizadas en el texto y la naturalización también es un punto de vista porque pone en evidencia una idiosincrasia de los personajes, el negar entidad a una minoría revela una miseria muy profunda, entonces recortarle al texto eso o a la adaptación hubiera sido una pérdida de valor.

VDC: Hay una especie de riesgo en saltar por encima de lo políticamente correcto y estoy pensando en Monzón, la serie, que muestra determinadas cosas que eran moneda corriente en esos tiempos pero eso no implica que la serie o sus creadores lo avalen sino que lo muestran y la puesta en escena logra separarse y decir algo al respecto pero no anacrónicamente

Germán Maggiori Es que la ficción no puede juzgar. Da a juzgar en todo caso. Si nos ponemos en ese lugar de dogmatismos o paternalismos, entonces se pierde… una parte grande del debate queda afuera y es más importante, es una apuesta que nosotros consideramos más valiosa, tomar el espíritu con que estuvo escrito el libro que reproduce o está inspirado en una realidad que ya no es la del día de hoy que en inspirarnos en una realidad que no es la del libro.      

VDC: Vos ya tenés dos guiones para serie y tres novelas y un libro de cuentos, ¿se para diferente el escritor en cada caso?

Germán Maggiori Y son diferentes abordajes me parece cuando uno está trabajando en lo audiovisual te pones con otra cabeza, con otra dinámica de trabajo en cambio todo lo que es literario tiene como una elaboración, es un proceso más lento en ese sentido. Sobre todo dependiendo de las producciones. No es lo mismo mezclar lo que hace HBO con Entre hombres con otro tipo de producciones que tienen otro ritmo de trabajo, otra escala de producción. A mí me gusta el oficio y lo que me parece interesante es que cada vez haya más escritores incursionando en el mundo de la televisión porque eso es lo que va a hacer grande o eso es lo que va a ampliar la calidad y el universo de contenidos que están disponibles. Eso es lo que hizo grande a la televisión que todos vemos como referente que es la americana la incorporación de autores: Weiner mete a Cheever y hace Mad Men, Pizzolatto es un escritor que hace True Detective, o sea la incorporación de poéticas de la gran narrativa de la gran tradición americana volcada a las series ha dado un impulso gigantesco a ese negocio y nosotros por la calidad de nuestros autores y el espectro amplísimo de temáticas y de géneros que se manejan podríamos tener una cantera importante de autores que generen contenidos porque también está la otra parte, la técnica de la industria que se maneja muy bien, hay una herramienta humana que son los actores que son excelentes, o sea lo único que falta son…

VDC: El guion, que siempre resulta lo más flojo

Germán Maggiori Lo que falta me parece es abrirle la puerta más a autores que salgan un poco del esquematismo con el que se trabajan, a veces, los guiones. Sin menoscabar el trabajo de un montón de guionistas que son excelentes pero me parece que es una apertura de mente que necesita la televisión argentina.          

Deja un comentario