Charlamos con

Entrevista a Fernanda Ribeiz y Eduardo Pinto, directores de Natacha, la película


Este jueves se estrena Natacha, la película basada en la novela de Luis Pescetti y charlamos con todo su elenco y sus directores Fernanda Ribeiz y Eduardo Pinto. Aquí lo que sus realizadores contaron.

¿Cómo arrancó la idea de hacer la película? ¿Y cuál de los dos comenzó primero?

Fernanda: Yo conocía los libros en una época que ejercía como docente y los chicos amaban Natacha y se reían cada vez que lo leían. Y siempre me preguntaba cómo nadie había hecho una adaptación de estos libros. Llevan más de 1 millón de ejemplares vendidos y varias novelas sobre el personaje. La contestación a esa pregunta era: ni niños ni perros. Pero Magoya Films con Nicolás Batlle, Sebastián Schindel y Fernando Molnar me dieron el ok mientras convenciera a Luis Pescetti. A la productora llegó una invitación a un evento sobre la infancia en donde estaba Luis y fue increíble porque se dio todo. Me presente y le dije que teníamos la intención de llevar al cine Natacha. Me miró sorprendido pero me dijo que le mandara un mail. Eso fue hace cuatro años. En ese tiempo nos juntamos todos y le dije que era muy difícil adaptar sólo el primer libro entonces decidimos sumar el segundo, ya que son varios cuentos cortos.

Eduardo: En mi caso estábamos filmando un clip para Unicef con Fernanda y ella me propuso filmar la película. Ese día estábamos con jornadas muy largas con más de sesenta chicos, fue para el mundial del año pasado. Yo estaba cebado, soy bachillerato pedagógico, estudié Ciencias de la Educación y trabajé como profesor. Después en la televisión estuve con Chiquititas, Rincón de Luz, Erreway y eso me relajaba. Creo que era necesario para poder trabajar en un rodaje con chicos y, en este caso, con perros, durante seis horas.

Fernanda: Aparte Eduardo emana esa tranquilidad mientras dirige. En todas las jornadas se trató de mantener un clima de respeto.

Eduardo: A mí, particularmente, me gusta la idea de la toma 1. Entonces pensaba que a un niño no podés pedirle que actúe muchas veces, eran tres tomas y listo. La espontaneidad de los chicos y capturarlo en la cámara eso era genial.

¿En el caso de Luis Pescetti estaba involucrado a medida que estaban rodando la película?

Eduardo: Fue a un par de ensayos y se iba sumando de a poco.

Fernanda: Aceptábamos la mirada que tenía, lo invitábamos a cada rodaje que hacíamos, desde donde el quisiera estar. Quiso hacer las canciones para la película pero no quería participar del casting para no decirle que no a los niños.

¿Fueron temas originales para la película?

Fernanda: Si, después de ver la película hizo un tema para la directora del colegio cuando aparece.

Eduardo: El mundo de Pescetti es musical entonces esa inclusión fue buenísima.

Y con respecto al casting ¿cómo fue la selección de los actores profesionales y después la selección de las chicas protagonistas?

Fernanda: En un primer momento le llevábamos la idea a Julieta Cardinali, Joaquin Berthold y Ana Maria Picchio que aceptaron por suerte de inmediato. Después sumamos a Gaby Valenti y Corina Romero. Porque en general son participaciones, los protagonistas son los niños.

Y con respecto al casting de los chicos hicimos una convocatoria abierta online en facebook donde tenían que leer un capítulo del libro y tenían que mandar un video. Llegaron mil trabajos y fue un proceso, ir viendo y encontrar los personajes de Natacha, Patti y las chicas Coral.

Eduardo: Sí, hicimos encuentros con las chicas en la productora con mucha improvisación, jugando con los roles y con ensayos entre los actores.

Ya que es una historia basada en un libro tan educativo ¿existe la intención de llevarlo a los colegios para proyectarla?

Fernanda: Sí, nos llegan por Facebook varios pedidos de eso. Nuestra idea es esa, que llegue a las escuelas y que si a los maestros les interesa trabajarla con el libro puedan hacerlo. La intención es que los niños la vean.

Y finalmente, viendo que el cine infantil está tan saturado por producciones internacionales ¿cómo ven esa posibilidad de enganchar a los chicos con una película argentina?

Fernanda: Creemos que hay un primer público que ama los libros y la ideas que cuenta Luis Pescetti. Después hay que ver si este público ve a la Natacha que imaginó reflejada en la pantalla. Pero nosotros creemos que la esencia está y que todos los amantes de ese universo, tanto adultos, padres e hijos, vayan a ver la película. Tiene una infancia donde la tecnología o lo virtual no está en primer plano. Escribimos cartas en papel, convocándolos a ver algo distinto. Los chicos no intentan salvar el mundo ni el matrimonio de los padres, sólo quieren crecer y enfrentar problemas que para ellos son inmensos.