Charlamos con

Entrevista a Alan Ituriel creador de la serie Villanos para el canal Cartoon Network


Durante la Argentina Comic Con estuvimos charlando con Alan Ituriel, creador de la serie Villanos del canal Cartoon Network.

¿En algún momento imaginaste que ibas a tener una oportunidad de trabajo en Cartoon Network?

Siempre soñé en tener una serie animada en Cartoon Network. Desde chico que miraba Billy y Mandy o Los chicos del barrio. Siempre imaginaba a Villanos en una casa como Cartoon Network. En México, lamentablemente, no tenemos tanto apoyo al cine de animación. No fue hasta el 2014 en el Festival de animación Pixelatl que pude conocer a la gente del canal y que se me dio la oportunidad.

¿Y por qué quisiste hacer una serie sobre villanos?

Desde niño los villanos siempre fueron mis preferidos desde películas hasta series. Siempre quise hacer una serie en donde el villano tuviera un negocio que no fuera un tonto. Black Hat es tan bueno siendo malo que tiene una compañía de asesoría para otros villanos. Todos los personajes de alguna manera son inspiración de enemigos en comics, series y películas.

En el caso de Black Hat es un término de cine en los western clásicos en blanco y negro en donde para identificar al malo le ponían un sombrero negro diferenciado con el vaquero bueno que usaba uno blanco. Es un sistema que todavía se usa, aunque no de manera tan explicita.

A medida que ibas desarrollando Villanos ¿la pensabas para otras plataformas como están hoy en día en videojuegos o comics?

Por mi parte no, siempre pensé la serie como este formato, el resto fue todo trabajo creativo de Cartoon Network. Ellos siempre piensan la audiencia para todas las plataformas, creando contenido específico para cada una de ellas

¿Cómo fue el desarrollo de los personajes para que produzcan empatía en los chicos?

Yo creo que eso fue un trabajo que lleva desde que conceptualizás al personaje hasta que ya lo ves animado. Es todo un proceso. Lo que más me gusta de la animación es que cuando un personaje esta bien construido cobra vida y lo dejás de ver como una caricatura. Cuando hay un dibujo que lo ves sufrir y ves al espectador que también se angustia es algo único. De los cuatro principales sólo hay uno que no está construido para que la audiencia se identifique con él que es Black Hat.

¿Qué partes de vos ves en los personajes?

Cada uno de ellos está construido con alguna característica mía. En realidad todos los protagonistas tienen tres cosas: la referencia clásica, una sobre mí y otra sobre alguien que conocí. Por ejemplo, Demencia está  basada en una antigua compañera del colegio a la cual le gustaba mucho el anime y vi que ese mundo era de un fanatismo muy extremo. Flug tiene mucho de un amigo de la infancia que siempre lo vi como una persona de ciencia, muy lista pero nerviosa. Black Hat es un poco de mi padre y 5.o.5 es, más que nada, como me sentía de niño.

¿Ves posible alguna evolución o trasfondo en los personajes o pensás que sigan en este formato estable?

Bueno ellos están diseñados para que puedas ver los capítulos una y otra vez. Los mismos cortos y videos de orientación dan algunas pistas y también hay páginas con más información sobre el pasado de los protagonistas. Todo está sutilmente escondido para que los fans más hardcore se pongan a buscar y crear teorías.

Esta idea de armar secretos y no contar todo es algo común en series animadas como Hora de Aventura, ¿crees que es una tendencia?

La gente tiene la necesidad de descubrir los misterios y por eso todas las referencias que hacemos en Villanos sobre otras series para los fans es muy gratificante. Despierta el lado detectivesco del espectador.

Mencionaste que Demencia tenía algunas cosas del género anime, ¿y en el resto pusiste referencias?

En el caso de Black Hat es como los villanos de literatura de Sherlock Holmes con Moriarty y Flug es como cualquier científico loco al mejor estilo Dr. Frankenstein. Demencia también tiene un poco de Misery de Stephen King.

Pudiste poner referencias mexicanas en la serie ¿y cómo funciona con el público de tu país?

Si, en México funciona muy bien. De todas maneras algo que quería cuando diseñé Villanos es que fuera una serie que no te refregara todo el tiempo que es México. Los personajes no tienen nacionalidad.  Aunque sí tener cosas mexicanas para que nosotros las entendamos pero nada más. Por ejemplo hay un cuadro donde Black Hat está disfrazado de charro negro.

¿Cuánto tiempo lleva el armado de cada episodio?

Depende, lo que más tardo en armar es el guion. Pienso que una vez que tenés una historia bien escrita todo parte de ahí y el resto sale solo.

Siendo tan joven ¿cómo fue introducirte en un negocio tan competitivo?

Solamente quería contar la historia de Villanos y verla desarrollarse en Cartoon Network. No me gusta pensar en la industria, así sólo me dedico a lo que amo. A los 16 años empecé en una empresa de animación, después tuve que dejar la escuela y después dejé la escuela por este proyecto.

Ahora que pertenecés a la industria ¿crees que podés encontrar un equilibrio entre el amor a la animación y el negocio?

Si, yo creo que si. Siempre fui muy fan de Cartoon Network y ahora son los chicos que se sorprenden y yo estoy detrás del escenario corriendo.

¿Qué es lo que más te gusta de Villanos?

En general todo pero ver a los fans especialmente en esta clase de eventos es muy gratificante. Y por otro lado, ver cómo animadores de Latinoamérica están mandando muchos proyectos a canales como Cartoon Network  ya que es un territorio con mucho talento. Si yo pude lograrlo cualquiera puede hacerlo.

Finalmente ves a futuro pasar del formato serie a un largometraje, viendo como Cartoon Network también apuesta a llevar sus series a la pantalla grande

Si obvio por ahora creo que estoy cómodo donde estoy, pero la posibilidad siempre está.