Enfrentamientos entre Estados Unidos y Rusia por la causa de los altos precios de los alimentos

El embajador de Estados Unidos ante las Naciones Unidas acusa a Rusia de empeorar la precaria situación alimentaria en Yemen y en otros lugares al invadir Ucrania.

Linda Thomas Greenfield, en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Yemen devastado por la guerra, dijo que el Programa Mundial de Alimentos ha identificado al país más pobre del mundo árabe como uno de los países más afectados por los altos precios del trigo y la falta de importaciones de Ucrania. .

El embajador adjunto de Rusia ante las Naciones Unidas, Dmitry Polyansky, respondió: “El principal factor de inestabilidad y la fuente del problema actual no es la operación militar especial rusa en Ucrania, sino las medidas de sanciones impuestas a nuestro país que buscan cortar cualquier suministro de Rusia y la cadena de suministro, independientemente de los suministros que necesitan esos países de Occidente, es decir, energía”.

“Si realmente quieres ayudar al mundo a evitar una crisis alimentaria, tienes que levantar las sanciones que tú mismo has impuesto, las sanciones que realmente eliges, y los países pobres sentirán la diferencia de inmediato”, dijo. “Y si no está listo para hacerlo, no se involucre en la demagogia y no engañe a todos”.

READ  Explosiones sacuden ciudad del sur de Ucrania mientras Rusia gana terreno en el este

El fuerte intercambio ocurrió un día después de que un grupo de trabajo de las Naciones Unidas advirtiera que la guerra amenaza con devastar las economías de muchos países en desarrollo que ahora enfrentan costos crecientes de alimentos y energía y condiciones financieras cada vez más difíciles.

El secretario general de la ONU, António Guterres, lanzó su informe diciendo: «Hasta 1.700 millones de personas, un tercio de las cuales vive en la pobreza, ahora están gravemente expuestas a interrupciones en los sistemas alimentarios, energéticos y financieros que conducen a un aumento de la pobreza y el hambre».

Dijo que 36 países dependen de Rusia y Ucrania para más de la mitad de sus importaciones de trigo, incluidos algunos de los más pobres del mundo, y los precios del trigo y el maíz han aumentado un 30% desde principios de año.

Rebecca Greenspan, secretaria general de la Agencia de las Naciones Unidas para la Promoción del Comercio y el Desarrollo, quien coordinó el grupo de trabajo, dijo que 1.700 millones de personas que viven en 107 países son «altamente vulnerables» a al menos una dimensión de la crisis: aumento de los precios de los alimentos, el aumento de los precios de la energía y el endurecimiento de las condiciones financieras.

El grupo de trabajo dijo que 69 países, con una población de 1.200 millones, se enfrentan a una «tormenta perfecta» y se ven afectados grave o significativamente por las tres crisis. Incluye 25 países en África, 25 en Asia y el Pacífico y 19 en América Latina y el Caribe.

Naciones Unidas anunció el jueves que liberará 100 millones de dólares de su fondo de emergencia para siete puntos críticos de hambre en Yemen y seis países africanos: Somalia, Etiopía, Kenia, Sudán, Sudán del Sur y Nigeria.

READ  Enorme convoy de vehículos rusos acercándose a Kiev

«Cientos de miles de niños duermen con hambre todas las noches mientras sus padres se preocupan por cómo alimentarlos», dijo en un comunicado Martin Griffiths, coordinador humanitario de la ONU. «La guerra en medio mundo está empeorando sus perspectivas. Esta personalización salvará vidas».

Se le preguntó al portavoz de la ONU, Stephane Dujarric, sobre los comentarios de Polyansky y si a Guterres le preocupaba que las sanciones hicieran subir los precios de los alimentos.

Dujarric respondió: «Creo que sería seguro decir que no habría sanciones si no hubiera conflicto».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.