Festivales

Competencia Vanguardia y Género BAFICI: Songs of Granite de Pat Collins


Pat Collins dirige una película sobre el músico tradicional irlandés Joe Heaney. Escrita junto a Eoghan Mac Giolla Bhride y Sharon Whooley, estamos ante algo que dista mucho de ser una clásica biopic.

Pat Collins retrata la historia de Joe Heaney de un modo muy particular, alejado de las tradicionales biopics. Si bien explora varios momentos de su vida, desde la niñez hasta su muerte, lo hace siempre a través de un cine contemplativo, poético, reflexivo. Escenas largas que priorizan lo emocional antes que lo narrativo. En el medio se cuelan imágenes de archivo. Un film que resulta hipnótico, potente como ese blanco y negro que utiliza y con sutiles interpretaciones.

Son tres los actores que interpretan a Heaney: Colm Seoighe como el niño, Michael O’Chonfhlaola en versión adulta y Macdara Ó Fátharta ya mayor.

Collins no se ocupa sólo de las personas, de su figura, sino también de los lugares. A través de Song of Granite se puede ser testigo también de un perfil sobre el lugar que vio nacer y crecer al músico. El pueblo de Carna, donde fue criado y donde se acerca por primera vez a la música, del modo más inesperado.

Lo mismo sucede con la vida personal de Heaney. Collins siembra detalles, ciertos hechos particulares en su vida, pero prefiere presentárnoslo, antes que nada, a través de su música o de su carrera musical, hasta su adultez algo más nómada. Por eso se escapa a todas las biopics más tradicionales al mismo tiempo que el film resulta un gran tributo. Eso sí, al final, las generaciones hablan entre sí del modo más literal posible. A la larga estamos ante un film inusual, poético, pero también algo distante y frío.

Como dato de color, la película fue la enviada de Irlanda a los Premios Oscars. Si no sorprende que no haya quedado es principalmente porque no se parece en nada a las películas que suelen premiar.