Festivales

Competencia Argentina BAFICI: Casa del Teatro de Hernán Rosselli


Hernán Rosselli construye un documental sobre un actor de cierta popularidad en los ’70 que ahora vive en la Casa del Teatro procurando recuperar el que fue y reencontrar a un hijo perdido.

Oscar Brizuela era un muchacho tan bello que “todos se daban vuelta para mirarme”. Fue así que cuando lo conoció Libertad Leblanc lo eligió como galán y comenzó su carrera sin saber actuar. Hoy vive de la caridad en la Casa del Teatro y de aquellos recuerdos que un ACV que padeció no alcanzó a robarle.

Rosselli muestra esta vida y la búsqueda de ese hijo que jamás volvió a ver como si fuera un thriller, sumando capas de información dosificadamente: desde los primeros llamados telefónicos para regresar al mundo después del ataque que tuvo a los encuentros con un investigador privado que contrata, desde los cuidados de una sobrina hasta las visitas internas con otros pensionados, desde sus citas médicas hasta sus ensayos para una obra que organiza el lugar en que vive. Todo mechado con escenas de Póker de amantes para tres (1969), una película de la que Brizuela fue el protagonista.

Pasillos iluminados teatralmente, habitaciones llenas de recuerdos del pasado, festejos comunitarios, acompañamientos entre soledades, se pasean ante los ojos del espectador que ve el transcurrir de una vida en la perspectiva que el protagonista ya no tiene y hasta puede reflexionar sobre aquello que se dice de la fama.

Tratando de ser pudoroso con la cámara y la puesta, el film muchas veces camina por un hilo demasiado delgado entre la mostración y la (sobre)exposición, lo que es siempre un arma de doble filo.