Festivales

Comienza el 17º Festival de Cine Alemán


En el marco de la 17º edición del Festival de Cine Alemán, se presentó la película que lo inaugura: Bienvenido a la casa de los Hartmann, con la presencia de su director Simon Verhoeven. Del 14 al 20 de septiembre en las salas del Village Recoleta y Caballito se podrá disfrutar una variedad del cine germano.

Ayer al mediodía, en el Hotel Intersur, Gustav Wilhelmi (director general del festival), Uwe Mohr (director del Goethe Institut), Harald Hermmann (consejero cultural de la embajada alemana) iniciaron el festival con una conferencia de prensa junto al director del film inaugural Bienvenido a la casa de los Hartmann, Simon Verhoeven.

Esta comedia alemana fue un éxito de taquilla en su país con más de ocho millones de entradas vendidas. Su argumento está íntimamente relacionado con una situación humanitaria latente en la actualidad: la crisis migracional en Europa.

“Esta película nos muestra una vez más que el cine Alemán tiene la capacidad de transmitir contenidos difíciles y complejos de manera divertida e irónica”, señalo Hermmann.

Este movimiento cultural actúa como puente entre Argentina y Alemania, afianzando así los vínculos cinematográficos y la inclusión de títulos germanos en las salas de Capital Federal.

Bienvenido a la casa de los Hartamann se centra en una familia burguesa de Munich que decide abrir sus puertas a un refugiado nigeriano en medio de una sociedad que está divida entre acogerlos o discriminarlos. De una manera ingenua plantea la dura realidad que transitan estas personas no solo por los prejuicios y el racismo que reciben a diario sino también por la complejidad burocrática para acceder al asilo.

“Es importante hacer preguntas críticas sobre los refugiados y al mismo tiempo combatir el racismo en Alemania”, explico el cineasta.

Además de este film, el público tendrá acceso a otros 13 largometrajes del país europeo presentados en las secciones: Generation Short, Tiger 2017, Documental y Para toda la familia. Entre los que se destaca El veredicto de Lars Kraume, la primera película que de forma literal convierte al público en jurado. Su proyección tiene la particularidad de dejar al espectador la responsabilidad de elegir entre inocente o culpable. Luego de que se levante la sesión, deberán votar el desenlace que prefieran y se tendrá en cuenta lo que la mayoría decida.