Festivales

33º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata: Ceremonia de Apertura


Se dio por inaugurada la edición 2018 del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata que se extenderá del sábado 10 al domingo 18 del corriente.

En el día de ayer se inauguró la 33 edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, en el Auditorium, con la presencia de autoridades del gobierno, del INCAA, miembros del sector audiovisual e invitados especiales.

La Ceremonia de Apertura, que condujo la experimentada y cálida Gabriela Radice, comenzó con las palabras del secretario de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto, quien recibió silbatinas y abucheos que le impidieron desarrollar su discurso, que fue breve. Tras él, el Presidente del INCAA, Ralph Haiek, también eligió la brevedad y resaltó el logro de que el último domingo todas las exhibiciones sean con entrada gratuita.

Acto seguido, el Presidente del Festival, José Martínez Suárez, hizo gala de su habitual simpatía, ganándose el aplauso del público con el relato de “diga treinta y tres”. Para dar pie finalmente a las palabras de la flamante directora artística Cecilia Barrionuevo, que con soltura y seguridad se apropió del escenario y de su nuevo rol (fue programadora durante casi una década), dio la bienvenida y además leyó un texto del Vicepresidente Fernando Juan Lima, quien no llegó a la ceremonia como consecuencia de los factores climáticos.

Narcisa Hirsch, pionera del cine experimental argentino, y Lucrecia Martel fueron galardonadas por su Trayectoria pero en ausencia, también ocasionada por el clima. La que sí estuvo presente fue Mercedes Morán, también premiada, quien explicitó en su discurso de agradecimiento su temor ante la posibilidad de que no se llevara a cabo la realización de este evento a raíz de los recortes económicos que sufre la cultura. También pidió porque el Instituto siga permitiendo la producción de películas y celebró estos tiempos de empoderamiento de las mujeres.

La película que abrió el Festival -después de su paso por Karlovy Vary y los premios allí obtenidos-, fue Sueño Florianópolis, antes de su estreno comercial el año próximo. Y gran parte del equipo encabezado por su directora y coguionista Ana Katz y sus protagonistas Mercedes Morán, Gustavo Garzón aprovecharon para agradecer la presencia del film en el Festival y aportar su mirada con reservas a lo que sucede en el campo del cine por el accionar del INCAA.

Sueño Florianópolis es una comedia ácida y con certeros apuntes sobre la idiosincracia porteña, clasemediera y profesional durante los ’90, ya por decisiones individuales o de familia, prejuicios, progresismo de palabra, durante unas vacaciones en la ciudad brasileña del título. Un tiempo en el que un matrimonio de psicoanalistas con dos hijos jóvenes verán cuestionados sus principios de cartón pintado. Aunque el foco se pose con más detalle en la protagonista femenina.

Una primera parte donde la comedia fluye naturalmente se va volviendo más negra, y a pesar de cierta deriva repetitiva, consigue esquivar al costumbrismo para sembrar de extrañezas y un tono que juguetea con el absurdo el registro general de la narración.

La edición 33 se dio así formalmente por inaugurada en una noche que fue definitivamente una jornada política que se tiñó de pedidos, reclamos y deseos desde aquellos que corresponden a la industria audiovisual, pasando por la igualdad de géneros y la aprobación de la IVE.