Festivales

Cobertura Blood Window 2019


Este nuevo festival de cine de género que se realiza durante tres días del fin de semana largo de Semana Santa en Pinamar llegó a su segunda edición con paneles sobre próximas películas argentinas, estrenos desde diferentes partes del mundo y la visita del maestro de los efectos especiales, Sergio Stivaletti, que anticipa la masterclass que brindará en la Semana de Sitges en el Gaumont.

El fin de semana largo se hizo ideal para escaparse hasta Pinamar y disfrutar del cine de terror. Mientras, esta vez, se presentó Cine en los bosques -proyectando clásicos al aire libre las tres noches del festival-, el Blood Window Fest en su segunda edición siguió apostando a las proyecciones de películas nuevas de diferentes partes del mundo en el Teatro de la Torre. Películas que ya han tenido su proyección en festivales como el de Mar del Plata o el Buenos Aires Rojo Sangre tuvieron una nueva oportunidad: Mandy de Panos Cosmatos, Soy tóxico de Pablo Parés y Daniel de la Vega, In Fabric de Peter Strickland, Abrakdabra de los hermanos Onetti y Muere, monstruo, muere de Alejandro Fadel (a estrenarse en mayo).

De Brasil llega Morto nao fala, de Dennison Ramalho, que gira en torno a un hombre que trabaja haciéndole autopsias a los muertos. Lo que nadie sabe es que ellos le hablan desde la mesa quirúrgica, aunque sólo él pueda escucharlos. No es un problema mayor hasta que se entera de que su mujer lo engaña y decide tenderle una trampa al tercero en discordia utilizando los secretos que un muerto le confiesa. Todo termina mal, con su propia mujer muerta y convertida en un espíritu vengador que no dejará de azotar a su propia familia. Un film que plantea una premisa interesante-–y un juego donde a veces es difícil saber qué es real y qué producto de la cabeza de alguien que pasó muchos años trabajando de noche con muertos- que no termina de aprovechar para recaer en la típica historia de mujer despechada, acá convertida en fantasma.

Infección, de Flavio Pedota, es llamada “la primera película de zombies de Venezuela”. Lo que hace el director es tomar como punto de partida claras influencias como The Walking Dead y hasta Danny Boyle, es decir un retrato del zombie más bien moderno alejado del de George A. Romero, para hacer una fuerte crítica social y política sobre su país. Un virus o bacteria (no sabemos, ellos no saben) comienza a reproducirse rápidamente y el país comienza a quedar aislado mientras su protagonista, un doctor que tiene un hijo al que ir a buscar y una mujer fallecida a causa del cáncer, se va haciendo cara a cara con esta catástrofe. En el film se van presentando todo el tiempo personajes que entran y desaparecen, hay algo de carácter episódico que le hace perder fuerza al relato, y el epílogo termina de subrayar las ideas.

The Dark es la ópera prima de Justin P. Lange. En ella se retrata un encuentro entre dos personajes jóvenes y solos. Una muchacha cuyo pasado se irá revelando de a poco, convertida hoy en una especie de leyenda de una parte del bosque conocida como La guarida del Diablo, con cicatrices en su rostro y un hacha como arma de ataque y defensa. Él llega escondido en el auto de un hombre al que ella termina cazando, lo han dejado ciego y la familia lo busca. Sin dudas ambos logran conectar porque provienen de un pasado similar, de un abuso que los fuerza a crecer de repente. La película se sucede en ese bosque donde cada uno intentará volver a ser quien era, si es que acaso eso es posible. The Dark combina una historia oscura como su título lo indica, con escenas sangrientas y terroríficas, con la historia de una complicidad que nace en el momento menos esperado y la posibilidad de que después de tanta oscuridad haya un poco de luz.

The Kid Who Would Be King es la nueva película de Joe Cornish (Attack the Block) que finalmente no llegará a nuestras salas, lo cual es una pena. Porque nos encontramos ante un cine de aventuras y fantasías que está hecho para toda la familia y tiene mucho corazón. El protagonista es un niño que vive solo con su madre. Su padre le dejó un libro sobre los Caballeros de la Mesa Redonda donde la dedicatoria le dice que él será un rey, cosa que no se toma en serio hasta que, después de escapar siendo acosado por chicos malos de su escuela, encuentra una espada que dice ser la de Excalibur. Ése es el comienzo de una historia llena de aventuras que además lo acercará a su mejor amigo y a sus enemigos para luchar contra el verdadero mal, y con la ayuda del mago Merlín. El resultado es un film entretenido que sabe combinar humor y aventuras y al mismo tiempo dejar un lindo mensaje de fondo.

Crímenes imposibles de Hernán Findling es un policial protagonizado por Federico Bal. El film empieza con un accidente automovilístico. Sin mostrar sus consecuencias, el mismo protagonista se ve convertido en un solitario detective que trata de resolver esos llamados “crímenes imposibles”. Un día llega a su oficina una monja que dice tener visiones que brindan detalles sobre esas muertes que no puede resolver. Si bien lo desestima en una primera instancia, luego comienza a sentirse curioso y se acerca al padre y a la iglesia, y habrá exorcismo incluido. Son varios los problemas que tiene esta película: por un lado, que no es nada sutil a la hora de brindar detalles, siendo estos siempre en primeros planos, a veces repetidos incluso (y en un policial, que supone un espectador atento, esto se siente como una subestimación); por otro, esto hace que la resolución sea a grandes rasgos bastante predecible; por último, la única idea que deja rondando alrededor del film es que tras momentos difíciles hay que acercarse a Dios y él nos mostrará la luz. Aunque cuenta con una realización muy cuidada a nivel técnico, el flojo guion no lo pueden salvar ni siquiera las actrices Sofia del Tuffo y, en menor tiempo de pantalla, Carla Quevedo.

I Trapped the Devil de Josh Lobo cuenta con una idea de partida interesante. El film se sucede todo dentro de una casa. Allí vive un hombre solo que tiene encerrado a otro en el sótano. Para Navidad llega su hermano (interpretado por AJ Bowen, frecuente colaborador de Adam Wingard) y su mujer, a quienes intenta despachar y luego esconder ese secreto, pero pronto queda en evidencia. Si bien se percibe algo raro cada vez que uno se acerca a esa puerta y escucha la voz de ese hombre al que nunca ven, el protagonista asegura que lo tiene encerrado porque es el propio Diablo. Durante toda la película se intenta mantener la tensión e incluso la duda sobre lo que sucede realmente, pero poco más pasa que nos mantenga atentos durante el relato y el resultado es más bien aburrido.

Harpoon de Rob Grant es todo lo contrario. En esta película canadiense son también tres personajes, dos amigos y la novia de uno de ellos, en medio de un bote. Pero a medida que surgen secretos y revelaciones que dejan en evidencia un triángulo, las cosas se ponen complicadas a nivel de atacarse físicamente. Todo será peor cuando el bote se quede sin combustible y no tengan nada para comer ni beber en medio del océano esperando ser rescatados. El guion de Rob Grant no para un minuto y, con mucho humor negro, permite que cada actor y personaje logren lucirse. Al relato se le suma una voz en off que no sobra, al contrario, además de brindar detalles de las historias de sus personajes le termina de imprimir ese tono negro y divertido.

Rabbia Furiosa es la nueva película de Sergio Stivaletti, quien además dio una charla moderada por Mike Hostench, donde contó gran parte de sus inicios y del trabajo con directores como Darío Argento y Lamberto Bava. Después de hora y media contando incluso anécdotas, con una conversación muy enfrascada alrededor de Demonios y su secuela, se proyectó su última película como director. En ella se sigue a Fabio, un hombre que acaba de salir de la cárcel y se reencuentra con un amigo que le arregló su querido local de mascotas, al mismo tiempo que con su mujer e hija que dejó solas en casa. Pero las cosas a su alrededor son más turbias de lo que aparentan a primera vista, las amistades algunas genuinas y otras interesadas, y de a poco Fabio, que se caracteriza, especialmente después de estar preso, por su actitud tranquila y sumisa, necesitará hacer catarsis y lo hará del modo más violento y sangriento. Mientras en toda la primera parte el film va planteando situaciones que lo acercan más a un melodrama barato, es recién en el último tercio donde aparece todo lo que quien va a ver esta película espera. En el medio, ideas que quedan en el aire y hasta personajes y situaciones que sobran.

Entre las otras actividades, se destacó la presentación de la próxima película de Laura Casabé. Los que vuelven es la versión largometraje de su corto La vuelta del malón, trasladando la acción desde La Pampa a Misiones. Protagonizada por María Soldi (Historia de un clan) y Lali González (7 cajas), es una historia enmarcada en 1920 y se prevé que antes de septiembre pueda verse.

La otra película que tuvo su panel fue Bruja, de Marcelo Paéz Cubells. Con los protagónicos de Érica Rivas y Leticia Brédice, ambas presentes para discutir sus miradas sobre sus personajes y sobre las brujas, el film gira en torno a la desaparición de unas chicas secuestradas para obligarlas a prostituirse forzosamente, una de ellas hija de la bruja del pueblo. Es decir, una película que utiliza el género fantástico para tratar una temática actual.