Noticias

Ciclo: Un diccionario de cineastas en Zelaya presentado por Fernando Martin Peña


Todos los viernes de Abril y Mayo a las 20:00, Fernando Martin Peña presenta el ciclo Un diccionario de cineastas  en el espacio Zelaya (Zelaya 3134) en el barrio del Abasto.

ZELAYA, una casa-jardín ubicada en el barrio del Abasto que cuenta con la dirección de Federico León, el ciclo Un diccionario de cineastas cuenta con presentaciones y proyecciones en fílmico a cargo de Fernando Martín Peña. Presentará una letra de un director y/o directora. El valor de la entrada es $100 y se puede adquirir, desde una hora antes, en Zelaya 3134, Abasto. Además, el sábado 21 de abril se realizará una jornada especial del BAZOFI, de 16 a 00h, la entrada sale $50 por película o $180 por el pack de 5 películas.

VIERNES 13 DE ABRIL

M de Murnau – Tabú (Tabú, EUA-1931) de F. W. Murnau, c/intérpretes no profesionales. 82’.
La idea original fue del documentalista Robert Flaherty: en las islas de los mares del sur, una pareja de enamorados rompe una tradición sagrada y luego intenta escapar de las terribles consecuencias. Poco a poco, la intención original de Flaherty –más interesado en el registro antropológico- cedió ante la vocación romántica de Murnau, quien además financiaba la película. El resultado fue un poema trágico de una belleza pocas veces alcanzada en la Historia del Cine. Fue también la ópera póstuma del realizador, quien murió en un accidente automovilístico pocos días antes de su estreno. Se estrenó en Buenos Aires con el subtítulo “El amor que los dioses prohibieron”. Se verá en copia nueva.

VIERNES 20 DE ABRIL

N de Negulesco – Tres desconocidos (Three Strangers, EUA-1946) de Jean Negulesco, c/ Peter Lorre, Sydney Greenstreet, Geraldine Fitzgerald, Jean Lorring, Robert Shayne, Marjorie Riordan, Arthur Shields. 92’.
Una dama misteriosa reúne a dos hombres que encuentra de manera fortuita y les propone un pacto que puede cambiar los destinos de los tres. Ninguno sabe nada del otro, pero cada cual tiene sus particulares razones para aceptar. Lorre y Greenstreet, a quien alguien definió como “los Laurel & Hardy del crimen” se sacan chispas en esta nueva muestra del fatalismo de John Huston, que escribió el guion en colaboración con Howard Koch. Originalmente iba también a dirigirla, pero no pudo porque al mismo tiempo decidió poner en escena una versión de la obra Huis Clos de Sartre, de evidentes afinidades con su filosofía de vida.

VIERNES 27 DE ABRIL

O de Ophüls – Carta de una enamorada (Letter from an unknown woman, EUA-1948), de Max Ophüls, c/Joan Fontaine, Louis Jourdan, Mady Christians, Marcel Journet. 90’.
Un pianista en decadencia recibe carta de una mujer a la que no recuerda. Al leerla descubre que la vida de esa desconocida ha estado siempre en función de la suya, aunque sólo se han visto tres veces. Producido de manera de independiente por la actriz Joan Fontaine, con ayuda de John Houseman (antiguo colaborador de Orson Welles), esta exquisita adaptación de la historia de Stefan Zweig es una rareza en el Hollywood de los ’40, en parte porque respeta la sensibilidad europea del relato y en parte porque supuso una de las pocas oportunidades que tuvo Ophüls para realizar un film con suficiente libertad creativa. Fue uno de los referentes principales de Martín Scorsese a la hora de planificar el rodaje de su film La edad de la inocencia.

VIERNES 4 DE MAYO

P de Peckinpah – La fuga (The Getaway, EUA-1972) de SP, c/Steve McQueen, Ali McGraw, Ben Johnson, Al Lettieri, Sally Struthers, Slim Pickens. 122’.
Un asalto minuciosamente planificado + una mujer + una traición = la fuga. Lo mejor del cine norteamericano de todos los tiempos está condensado en esta obra maestra de acción y suspenso, que además se da tiempo el romanticismo y la ternura. Steve McQueen y Ali McGraw incendian la pantalla. Al Lettieri compone un villano inolvidable. La hermosa copia de la Filmoteca, con sus perfectos colores y lujurioso CinemaScope, seguirá exhibiéndose cuando todas las porquerías digitales se hayan colgado, caído, borrado y perimido.

VIERNES 11 DE MAYO

R de Reitz –La insaciable (Mahlzeiten, Alemania-1966) c/Heidi Stroh, Georg Hauke, Nina Frank, Ruth von Zerboni, Ilona Schütze. 90’.
Alternando libremente técnicas de la ficción, del documental convencional, del cine directo y de las vanguardias, Reitz recorre la historia de un joven matrimonio marcado por la ansiedad familiar de ella y la pasividad de él. La historia tiene zonas trágicas, pero Reitz las desdramatiza con ideas formales atípicas y una mirada de particular agudeza, que el director desplegó luego hasta el paroxismo en su monumental saga Heimat. Pocos films sintetizan mejor que éste el espíritu profundamente renovador que impulsó la redacción del manifiesto de Oberhausen y la exigencia de un cine joven que terminara con la pesadez académica de la mayoría de las películas industriales alemanas de la época.

VIERNES 18 DE MAYO

S de Schlieper – Cita en las estrellas (Argentina, 1949) c/María Duval, Juan Carlos Thorry, Analía Gadé, Osvaldo Miranda, Héctor Calcaño. 85’.
La muerte no puede separar a dos amantes, que encuentran en el cielo las normativas necesarias para hacer lo que no pueden en la Tierra. El ingenio del guion de Verbitsky y Villalba Welsh, que apela al surrealismo y a un muy atípico humor negro, y el natural talento de Schlieper para conducir los ritmos de la comedia, dieron como resultado uno de los films más divertidos y extraños del cine argentino. Schlieper logró además que en esta y otras comedias, la actriz María Duval, arquetipada en roles de adolescente sufrida, se mostrara adulta, sexy y con gran talento para la comedia.

ESPECIAL BAZOFI EN ZELAYA. Sábado 21 de abril de 16 a 00 h.

16h Sección “Ahora o nunca”: El crimen de Oribe (Argentina, 1950) c/Roberto Escalada, Carlos Thompson, Raúl de Lange, María Concepción César. 87’.
Basado en la novela corta de Adolfo Bioy Casares “El perjurio de la nieve”, el film desarrolla un clima de sugestión que se transforma en profundo misterio cuando una inesperada elipsis en el relato interrumpe su desarrollo y escamotea sucesos que sólo se revelarán al final. La segunda mitad del film reemplaza ese misterio con la descripción de otro aún mayor, de orden sobrenatural. El resultado oscila extrañamente entre lo fantástico y lo cotidiano, un tono similar al que lograron por ejemplo Oesterheld y Breccia en la historieta Sherlock Time. Torre Nilsson ideó y realizó este film en colaboración con su padre, Leopoldo Torres Ríos, tras desempeñarse como su asistente durante varios años. Pese a su evidente importancia, hoy no se conservan sus negativos y sólo quedan un par de copias usadas gracias a la persistente ausencia de políticas de preservación en nuestro país. ¡Véalo antes de que desaparezca!

18h Foco Cy Endfield: (Hell Drivers, Gran Bretaña-1957) de Cy Endfield, c/ Stanley Baker, Peggy Cummins, Patrick McGoohan, Herbert Lom, William Hartnell, Jill Ireland, Alfie Bass, Sean Connery. 108’. Doblada al castellano.
Es admirable la concentración dramática de este film: toda la trama la protagoniza un grupo de camioneros psicóticos, pero, a diferencia de EL SALARIO DEL MIEDO, aquí no importa nada lo que llevan y muy poco quiénes son. La empresa les impone una imposible cantidad diaria de viajes y ellos se matan – literalmente- para cumplirlo, no sólo por el dinero sino sobre todo por el placer brutal de competir entre sí. Hoy nadie se acuerda de Cy Endfield y sin embargo fue uno de los más inteligentes directores de acción y aventuras que tuvo el cine (ver por ejemplo Zulú). Aquí demuestra un gran sentido de la síntesis visual, desarrolla los vínculos personales hasta la justa medida en que le sirven para provocar suspenso, y domina esa cosa esencialmente física, analógica, de una época pasada, en la que para filmar un camión cayendo por un barranco había que tener un camión y tirarlo por un barranco.

20h Foco Tatsuya Nakadai: La espada del mal (Daibosatsu toge, Japón, 1966) de Kihachi Okamoto, c/Tatsuya Nakadai, Yuzo Kayama, Toshiro Mifune. 121′.
El samurai Ryonosuke siente una insana fascinación por el poder mortal de su katana y va por la vida acumulando cadáveres, con o sin motivo. Eventualmente consigue trabajo como mercenario, pero incluso cuando está desempleado no tiene inconvenientes en matar de manera amateur. El final de este film es totalmente imprevisto pero pertinente, porque indica de manera inequívoca que la pulsión homicida de Ryonosuke carece de todo límite.

22:15h Films que Randolph Scott hizo para demostrar que no era gay: Día de justicia (Decision at Sundown, EUA-1957) de Budd Boetticher, c/Randolph Scott, John Carroll, Karen Steele, Valerie French. Noah Beery, Jr. 77’.
La premisa es semejante a la de algunos westerns de Anthony Mann: un hombre (Randolph Scott) llega a un pueblo buscando vengarse de otro (John Carroll), a causa de cierta acción innombrable cometida en el pasado. Pero pronto ese drama personal se desplaza hacia la responsabilidad colectiva que comparte el pueblo por aceptar la corrupción de sus jerarcas. Por su parte, la caracterización del villano crece hasta volverse tan interesante como la del protagonista y Scott empieza a comprender que sus motivos para vengarse son muy discutibles.

00h. Sección “Bancate tu defecto”: The mutations (Inglaterra, 1974) de Jack Cardiff, c/Donald Pleasence, Tom Baker, Brad Harris, Julie Ege, Michael Dunn. 92’.
Una película heredera de la Freaks de Tod Browning. Una mujer barbuda, una joven lagarto y otra con un caso extremo de anorexia, un puñado de enanos, un hombre sin articulaciones y otro al que le saltan los ojos, todos reunidos en un espectáculo de variedades de modesto presupuesto. Como vecino, un profesor universitario que experimenta cruces entre sus alumnos y plantas carnívoras y un asistente de rostro deforme y sensibilidad extrema. En tiempos donde lo natural está de moda, esta película del prolífico Jack Cardiff da una clase sobre cómo la madre natura también puede ser peligrosa y siniestra. La película también circuló como The Freakmaker. Está todo dicho. Texto de Amalia Sanz.