Festivales

Apuntes sobre el Santiago del Estero Film Festival


Del 11 al 15 de Julio se desarrolló la primera edición de el Santiago del Estero Film Festival.

Esta primera edición -bienvenida nueva ventana para el mundo del cine en estos tiempos aciagos que vivimos-, permitió al público santiagueño acercarse a películas que difícilmente lleguen a las salas comerciales e intercambiar miradas con los directores, actores y críticos invitados.

El Festival constó de tres Competencias: la Internacional de Largometraje (cuyos Jurados fueron Alejandra Guzzo, Carolina Peleritti y Javier Luzi), la Argentina de Largometraje (Jurados: Pablo Argañaras, Raúl Manrupe y Sergio Piñeyro) y la de Cortometraje (Jurados: Paula Daveloza, Lorena Jozami y Santiago Zapata).

Pero como no sólo de películas se nutren los festivales, el SEFF ofreció un taller de Stop Motion dictado por Paula Daveloza, uno de Cine Sordo dictado por Federico Sykes, uno de Narrativa y Producción Documental por Ximena González y Alejandra Guzzo, una clínica de guion por Hans Garrino, una charla de Raúl Manrupe sobre los 100 años de la Animación Argentina y una charla sobre la crítica con Rolando Gallego y Javier Luzi.

Las actividades y proyecciones se desarrollaron en el CCB (Centro Cultural del Bicentenario) y en la CAA (Casa Argañaraz Alcorta) del centro de la ciudad.

El Festival se efectuó contra viento y marea, venciendo todos los obstáculos que se le interpusieron. Hubo algunas desinteligencias por parte de la Secretaría de Cultura que sobreprogramó en espacios y horarios ya comprometidos y con el CCB (que depende de la Provincia) que pidió desalojar las salas antes del tiempo convenido. Una pena que los entes oficiales no dimensionen la importancia de estos eventos, ni el acceso para todos a la cultura gratuita que ofrecen los mismos, y se desentiendan de los compromisos asumidos ya sea por falta de interés, de conocimiento o por puro egoísmo.

El maravilloso equipo del SEFF capitaneado por su directora Pichu Tomsic y su productor Juan Pablo Salomon estuvo a la altura de las circunstancias para llevar adelante un emprendimiento que recibió más de 1700 películas entre cortos y largos y seleccionó más de 50 para su proyección.

Con una ceremonia de premiación original (la imposibilidad de llevarlo a cabo en el CCB, llevó a los organizadores a buscar en poco tiempo otra locación), realizada en el trencito Guara Guara, se dieron a conocer todos los ganadores que resultaron:
Premio DOCA: Los sentidos de Marcelo Burd.
Premio del Público: El colchón de María Eugenia Verón.
Competencia de Cortos: Mención para La fábrica de Joel Cortina Suárez (Argentina) y Child de Viktor Stickel (Alemania), Premio Especial del Jurado Adaptación de Bartosz Kruhlik (Polonia) y Mejor Corto Love de Waddah Alfahed (Siria y Rusia).
Competencia Argentina de Largos: Mención para ¿Qué ves? Ecos de lo invisible de Sofía Vaccaro y 70 y Pico de Mariano Corbacho y Mejor Película Los globos de Mariano González.
Competencia Internacional de Largos: Mención para Amama de Asier Altuna (España) y Mejor Película Boxing for Freedom de Silvia Vanegas y Juan Antonio Moreno (España).

El SEFF con esta edición ya ha conseguido instalarse en la agenda de los Festivales nacionales con su excelente programación, sus invitados y actividades, su humita (el almuerzo en la casa de la directora con la comida casera hecha por su madre ya tiene destino de clásico -al mejor estilo del locro del FICIC-) y la buena onda y predisposición de todo su staff. Y su segunda edición ya tiene fecha: del 26 al 30 de junio de 2018. Están todos invitados.