Estrenos

Animales nocturnos de Tom Ford


Esta semana se estreno una de las grandes películas del año, y seguramente en la terna de varios premios; estamos hablando de Animales nocturnos de Tom  Ford (A simple man).

Susan Morrow (Amy Adams) es una galerista de Los Ángeles, con una vida privilegiada, casada con Hutton Morrow (Armie Hammer), su segundo marido. Un fin de semana, mientras su marido está en uno de sus demasiado frecuentes viajes de negocios, Susan recibe un paquete en el buzón. El paquete contiene la primera novela de su exmarido Edward Sheffield (Jake Gyllenhaal), del que lleva años sin tener noticias. Como ella siempre fue su mejor crítica, le pide en una nota que lea la novela y que se ponga en contacto con él, ya que se quedará unos días en la ciudad. Susan acepta y se sumerge en la narración. La novela la atrapa de tal manera que se da cuenta de que a su vida le falta algo y empieza a revivir su pasado y cuestionarse su futuro.

Muy pocas veces, una historia es capaz de transmitir las sensaciones de un personaje al espectador. Animales Nocturnos lo consigue. El punto de vista Susan es el que predomina a lo largo de la película, y sus reacciones, son las que detienen y avanzan el relato. Lo increíble, es que la sensación de impotencia y de incertidumbre que recorre la protagonista es la misma que afronta el espectador.

18nocturnal1-master768-v2

La toma de decisiones es otro punto en la narrativa de Ford, ninguno de los personajes enfrenta sus acciones; ya hay un designio ordenado para cada una de ellas.

Desde el punto de vista estético, la dirección de arte es sobresaliente. Las tonalidades entre la fina y fría vida de Susan y sus conocidos, contrastan con la cruda, emotiva y sucia vida que afronta Tony en la novela. Incluso los flashbacks entre Susan y Edward tienen otra perspectiva, otra tonalidad.

Finalmente, Amy Adams y Jake Gyllenhaal construyen  sus personajes de manera meticulosa, desde las miradas; la impotencia y las pocas acciones que les dan por opción. Michael Shannon siempre realiza un excelente papel; y sorprende Aaron Taylor-Johnson, irreconocible como el psicópata del film.

En conclusión

Animales Nocturnos de Tom Ford, es una de las películas del año; por su entereza en el relato, el balance perfecto entre la narrativa, la estética y los personajes; que a pesar de estar basados en la novela, son tomados como propios por los actores.

Puntaje 4.5 4,5/5
Readers Rating
1 votes
5