Listas de Visión

5 clásicos nunca terminados


A veces sucede por falta de presupuesto, otras por conflictos entre los directores y los productores, incluso con los intérpretes. Lo cierto es que no todas las películas logran completarse. El mes pasado, el realizador sueco Tomas Alfredson confesó que no pudo completar el rodaje de El muñeco de nieve en tiempo y forma, lo que provocó que haya tantos huecos narrativos en el guión.

A continuación cinco historias de películas cuyos rodajes no pudieron completarse por diversas circunstancias.

Reina Kelly (1929)

Erich Von Stroheim fue uno de los grandes realizadores de sus tiempos. Perfeccionista al máximo, llevaba a sus actores al límite de las interpretaciones. Un maestro de la puesta en escena. Después de la épica Codicia (1926) -film mudo adelantado en su forma de narrar-, fue más allá de sus pretensiones con este film producido y protagonizado por la estrella Gloria Swanson. La carga erótica del film difícilmente hubiese pasado la censura, posteriormente, con el Código Hays. Sin embargo, el motivo por el que el film no pudo completar su rodaje fue el exceso de presupuesto y los conflictos artisticos/de egos e incluso sentimentales entre Stroheim y Swanson.

Años más tarde ambos tendrían una oportunidad de reconciliación gracias a Sunset Boulevard. El material original es increíble en todo sentido. Una lástima el final narrado a través de fotos fijas y pinturas.

Don Quijote (1955-?)

Después de El ciudadano, Orson Welles se convirtió en el director, por excelencia, de los films acabados por otros o inacabados. Podríamos hacer una lista solamente con casi veinte películas inacabadas de Welles (Netflix va a completar El otro lado del viento el año que viene), pero Don Quijote es el caso más extremo. Un rodaje suspendido a lo largo de casi diez años. Material y material que se iba acumulando. El Quijote de Welles es una bizarra adaptación de la obra de Cervantes, en la que los protagonistas, interpretados por Francisco Reiguera y Akim Tamiroff, como Sancho Panza, cruzaban los umbrales temporales y terminaban en los años ’60. Lo que se puede ver del film es una sucesión de escenas absurdas a tono con la obra de Cervantes, pero con la meticulosidad que Welles le imprimía a cada encuadre y escena. Al final, los personajes se cruzan con el propio Welles. Un hermoso delirio.

El día que el payaso lloró (1972)

Fue uno de los últimos films que dirigió Jerry Lewis. La historia de un payaso dentro de un campo de concentración nazi despertó fuertes comentarios. Lewis nunca estuvo orgulloso de la película, al punto de solicitar que sea estrenada recién en el año 2025. Hay gente que dice que vio una versión terminada y se trata de una gran película.

Leningrado: Los 900 días (1990)

Sergio Leone se puede sumar a la lista de directores que no pudieron llevar a cabo sus películas. De hecho, él ni siquiera pudo comenzar la historia de un fotógrafo estadounidense (De Niro) que queda atrapado en la Unión Soviética durante el ataque nazi a la ciudad de Leningrado. Se iba a tratar de una superproducción con características similares a Doctor Zhivago pero, a punto de arrancar a filmarse, Leone fallece y el proyecto se cae.

Entre otros proyectos que nunca pudo llevar a cabo se encontraba su propia versión de El Quijote.

El Hombre que mató a Don Quijote (2000-2018?)

El caso más famoso de una película maldita e inacabada. Nuevamente, la obra más famosa de Cervantes suma otra víctima. Ya había pasado con Welles, Leone y una serie animada española de 1979. Y ahora, Terry Gilliam. No vale la pena detallar los problemas de producción que tuvo Gilliam. Para eso está el documental Lost in La Mancha. Pasaron tantos elencos como reescrituras. Durante casi dos décadas el director no se dio por vencido. Después de tantos productores que se vieron en bancarrota, sets destruidos y actores que se bajaron por problemas de salud, este 2017, Gilliam terminó el rodaje del film y está en la faceta de post-producción con la intención de estrenar el año próximo en Cannes, quizás junto a El otro lado del viento, el film inacabado de Orson Welles. Veremos si lo logra.