Festivales

33° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata: Skate Kitchen de Crystal Moselle


La directora Crystal Moselle (que dirigió el documental The Wolfpack) incursiona en la ficción con un vital retrato sobre la juventud y la amistad.

Skate Kitchen es el primer largometraje de ficción de la realizadora Crystal Moselle, no obstante bebe mucho del cine documental. La idea y la trama son muy simples. Un grupo de chicas skaters que por las plazas y las calles de Nueva York andan con sus patinetas, en un mundo que ya no tienen por qué dominar los hombres. Y con este grupo (real) de chicas, Moselle (y un guion escrito junto a Aslihan Unaldi y Jennifer Sullivan) crea una historia sobre la amistad en esas épocas doradas de la juventud.

Camille es una adolescente que vive sola con su madre, una madre que la sobreprotege y por lo tanto quiere que deje de patinar. Pero Camille sólo encuentra la libertad sobre esas ruedas, aunque le provoquen golpes y caídas fuertes, como aquella con la que empieza la película y asusta tanto a su madre, quien le recrimina que si sigue poniendo en juego así su cuerpo tal vez el día de mañana no pueda tener hijos. Es a través de Instagram que conoce a un colectivo de chicas como ella que están en Nueva York, apenas un viajecito en tren desde la Long Island donde vive.

El skate sirve de inmediato como nexo y no tarda en adentrarse en este grupo de chicas que patinan, fuman porro, tienen amoríos y también, cada tanto, enfrentamientos con el otro lado del mundo skate: el de los hombres.

De repente esas escapadas a Nueva York para Camille se convierten en la salida al agobio y al encierro que siente en su casa. Y de la madre, de quien se irá alejando a medida que se va acercando más a sus nuevas amigas.

Decíamos que la trama era simple y es porque los conflictos que tendrá Camille serán los de cualquier chica de su edad, donde cada cosa que sucede se magnifica y sin embargo muchas veces termina resultando volátil. Por otro lado, estas otras chicas están mucho más despabiladas que Camille, quien de a poco comienza sentir los cambios propios del despertar sexual y encontrará en ellas también una fuente para evacuar ciertas dudas e inquietudes.

Entre el grupo de chicas skaters en la vida real y actrices menos profesionales, participan los actores Elizabeth Rodriguez (más conocida por la serie Orange is the New Black) y Jaden Smith como esa especie de objeto de deseo que acá no terminará definiendo el destino de ninguna de las chicas.