Festivales

31º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata: Terror 5, de Sebastián y Federico Rotstein


Terror 5, de Sebastián y Federico Rotstein; es cine de terror con un marco político y social.

Cinco episodios que van sumando su cuota de terror y violencia en un crescendo buscado (no siempre logrado) conforman este largo de Sebastián y Federico Rotstein que se suma a las películas argentinas que bucean en el género con una dosis de producción y de calidad que va mejorando propuesta tras propuesta.

Un grupo de amigos que pasan del chiste en que “nos reímos todos” a “nos reímos de uno”; dos amigos en sendos autos en la oscuridad de la noche esperando a dos chicas desconocidas; alumnos poniendo en práctica el castigo punitivo a profesores que ejercen abuso de autoridad; una pareja que disfruta de una noche de sexo en un hotel alojamiento y un equipo de filmación de snuff movies; y finalmente la historia marco que abandona lo íntimo y privado para contar un juicio político a un jefe de la ciudad por una tragedia que le costó la vida a 15 personas y los familiares a la espera del veredicto en esa noche fatal.

terror-5

Como no son historias separadas sino que se buscó unificarlas o darles una continuidad que se propone lineal y temporal (aunque una de ellas queda claramente fuera de ese verosímil), donde el adentro casi ni registra el conflicto que se abate sobre la ciudad ante la aparición de un grupo de zombies que reclaman menos justicia que venganza -esto en razón de la violencia que desatan-, el resultado buscado no se alcanza. Lo episódico queda en evidencia por un montaje que no logra hacer fluir la narración cruzando los relatos.

Más allá del uso con pericia del humor, del sexo, del gore, de un diseño de arte interesante y una producción que en reglas generales no desentona con exponentes foráneos (aunque en lo que tiene que ver con el exterior el número de extras sabe a poco) y buenas actuaciones de todo el reparto y de la idea de utilizar el género como suele hacerse para hablar de otra cosa (lo político en primera instancia, pero acá también: el bullying; el abuso de poder; los mitos urbanos represivos; la desidia, la corrupción y la impunidad de los funcionarios públicos que desatan tragedias que en verdad son accidentes evitables), Terror 5 se queda a mitad de camino aunque es un jalón más para hacer crecer una industria que aún no es tal.