Estrenos

2001: mientras Kubrick estaba en el espacio de Gabriel Nicoli


Mientras que para el año 2001 Stanley Kubrick anticipaba un viaje al espacio, en Argentina se vivía un momento de crisis social y económica. 2001: mientras Kubrick estaba en el espacio, da cuenta de eso.

En el contexto de esta crisis, Valentín (Alan Daicz) decide robar el auto de su abuela, un Peugeot rosado, e irse junto con su amigo Felipe (Vicente Correa) a participar de las eliminatorias para un Mundial de aviones de papel que se jugará en Noruega. De esta manera, los adolescentes tendrían una oportunidad para escapar de la violencia y de los saqueos que ocurrían en el país.

Además, durante el viaje, los jóvenes son acompañados por Julieta (Malena Villa), amiga de Felipe. Los tres se embarcan en una aventura en la cual lograrán conocerse con mayor profundidad y se irá descubriendo por qué cada uno actúa de determina manera frente a las situaciones que se les van presentando.

La película de 77 minutos de duración, cuenta ademas con la participación de María Onetto, Esteban Lamothe y Jazmín Stuart.

2001: Mientas Kuckick estaba en el espacio- vision el cine

2001: Mientas Kuckick estaba en el espacio- vision el cine

Desde un salón de videojuegos, hasta un vídeo club; desde un discman, hasta una película en VHS. 2001: Mientas Kuckick estaba en el espacio, logra situar al público en aquel año dónde el miedo se hacía presente constantemente en el país, alejándose por completo de los viajes espaciales que mostraba el director estadounidense en su película de ciencia ficción.

2001: Mientas Kuckick estaba en el espacio, dirigida por Gabriel Nicoli, logra tanto emocionar como sacar risas. El film consigue que el espectador se sienta un pasajero más dentro de ese Peugeot rosado. Además, el guión no solo gira en torno al Mundial de aviones de papel, sino que también enfatiza la historia personal de cada uno de los protagonistas.

En conclusión

2001: Mientas Kuckick estaba en el espacio, dirigida por Gabriel Nicoli, logra tanto emocionar como sacar risas. El film consigue que el espectador se sienta un pasajero más dentro de ese Peugeot rosado. Además, el guión no solo gira en torno al Mundial de aviones de papel, sino que también enfatiza la historia personal de cada uno de los protagonistas.

Puntaje 3.5 3,5/5
Readers Rating
1 votes
3.4