Festivales

19º Festival Buenos Aires Rojo Sangre: Competencia Internacional 3


Tercera y última crónica del 19º Festival Buenos Aires Rojo Sangre con respecto a la competencia internacional.

AFTER THE LETHARGY

Dirigida y escrita por Marc Carreté (Asmodexia), Afther the Lethargy es una película española hablada enteramente en inglés sobre una joven periodista que se embarca en un viaje en medio de un bosque cercano a una ex base militar donde suele haber avistamientos y encuentros cercanos con extraterrestres. Aunque la policía crea que las personas allí atacadas siempre lo sean por salvajes osos, Sara viene llevando hace tiempo una investigación que ahora la conduce a ese lugar y a continuar con el trabajo de campo.

Con un joven policía local como compañero, lo que empieza como un viaje atractivo se va tornando cada vez más una película de terror. After the Lethargy es una historia de extraterrestres que empieza con un tono más cercano a la comedia pero, de a poco, se va tornando oscura y sangrienta. Hay mucho tópico muy típico del terror y rejuntado de una manera que, de todos modos, nunca hace que se pierda el interés. Entretenida y aterradora por igual.

ST. AGATHA

Lo nuevo de Darren Lynn Bousman (director de las Saw II, III y IV, o sea el que llevó a la saga a agotarse en el mismo momento en que se convirtió en saga) es una historia enmarcada en la década del ’50 y que se sucede -a excepción de los recurrentes flashbacks- en un convento en medio del bosque.

Mary está embarazada y, sintiéndose sola, decide hospedarse en un convento. A medida de que la película se va sucediendo se irá conociendo la historia que arrastra su protagonista y por qué no tiene a nadie más en quien confiar lo que la lleva a internarse allí.

Si ya de por sí los conventos y las monjas resultan aterradores, en St. Agatha todo se siente mal desde un principio. Aunque la reciban de manera amable, la imposición constante de reglas -como un voto de silencio que nadie cumple- la hacen saber que no será fácil, pero seguramente sea lo mejor. O no.

Escrita por unas cuantas manos: Andy Demetrio, Shaun Fletcher, Sara Sometti Michaels y Clint Sears, St. Agatha es una inconsistente película de terror que por un lado no logra aprovechar todo lo que tiene a su favor (la época, la religión) y en su lugar se preocupa más por generar todo eso mismo que ya hizo Bousman en las entregas de Saw que dirigió. Así, durante largos intervalos, la trama no avanza pero tenemos un montón de escenas sangrientas o desagradables gratuitas.

A todo esto se le suma el incipiente embarazo de la protagonista y la duda que de a poco se va introduciendo en ella: ¿Qué pasará una vez que tenga al bebé? Al observar alrededor sus compañeras parecen brindarle el peor de los augurios.

Un guion plagado de inconsistencias y situaciones y personajes poco desarrollados, un terror que funciona más por lo que se ve que por lo que sugiere, St. Agatha tiene de todos modos un par de cuestiones en donde sale airosa, aunque no sea lo suficiente: la banda sonora y las interpretaciones. Poco más, a la larga desaprovecha todo lo que podría haber utilizado a su favor para construir una buena historia y, sobre todo, crítica. Por último, Carolynn Hennesy como monja no convence a nadie.

PERFECT SKIN

Protagonizada por Richard Brake, Perfect Skin es un drama británico de terror psicológico dirigido por Kevin Chicken y escrito junto a Dusan Tolmac.

Katia es una joven inmigrante polaca que tras quedarse sin lugar donde vivir cae en la casa de su única amiga (o conocida), Lucy. Una noche en que deciden salir y beber un poco, llegan al estudio de Bob, un tatuador con el que Lucy se ha tatuado y quisiera volver por algún otro. Pero esa noche marca el encuentro entre Bob y Katia, a quien él observa como un lienzo en blanco, con su piel perfecta y sin marcas.

Cuando Lucy tiene un problema con su madre que la lleva a viajar de repente a su Australia local, Katia se queda sola con el dinero de la renta que ella le confía. El próximo encuentro entre Katia y Bob será de noche, entre mucha bebida y termina con ella secuestrada en un cuarto cerrado de la casa y estudio de Bob.

Allí aflora el Bob artista y de a poco va modificando ese lienzo en blanco hasta ir convirtiéndolo en la obra de arte que hable por él.

Brake, a quien los personajes complejos y oscuros le sientan de maravilla, presenta acá un personaje turbado y trágico que, de todos modos, se mueve siempre con mucha tranquilidad y convicción de que lo que está haciendo por Katia es algo maravilloso y por lo que ella estará agradecida. Es que además de los cambios físicos -que luego van más allá de los tatuajes-, le presenta un modo diferente de abordar el dolor y la introduce en un mundo apto sólo para unos pocos capaces. Aunque ella no tenga otra opción, aunque no sea ella quien decida sumergirse en él.

Extraña, oscura y por momentos fascinante, Perfect Skin es una lograda e interesante ópera prima, por momentos hipnótica y en gran parte gracias al protagónico de Brake, quien con su personaje e interpretación le agrega muchas capas a una trama que de por sí podría resultar muy simple.