Festivales

19º Festival Buenos Aires Rojo Sangre: Competencia Iberoamericana y novedades


Continúa la cobertura del 19º Festival Buenos Aires Rojo Sangre BARS con dos secciones que suman nuevas miradas al cine de género.

Competencia Iberoamericana

El Silbón. Orígenes

Esta película venezolana dirigida por Gisberg Bermúdez Molero se basa en un mito muy fuerte de los Llanos de ese país, el de una figura conocida como El Silbón. Lo que hacen acá es brindarle entidad, construir la historia de este personaje y cómo fue que se convirtió en esta figura que genera terror.

Entre dos tiempos, se narra por un lado la historia de un joven que vive con su aterrador padre, y por el otro la de una niña que parece estar poseída. En algún momento estas historias se unirán, pero mientras tanto el film se va moviendo entre un tiempo y otro, a veces de manera un poco confusa.

Con una buena dirección de arte y recreación de época, e intensas performances, El Silbón. Orígenes resulta interesante para conocer a este personaje legendario, una figura alta y esquelética, y que forma parte del folklore del lugar.

El habitante

Escrita y dirigida por Guillermo Amoedo (uno de los guionistas colaboradores de algunas películas de Eli Roth), El habitante cuenta, a grandes rasgos, la historia de una nena poseída. Eso por un lado, porque en realidad la acción principal se da en una enorme casa a la que unas jóvenes llegan para robar y se encuentran a la nena, aparentemente enferma, atada en una cama del sótano. Es a partir de ese momento que se irán sucediendo cosas que no entenderán, se ven obligadas a enfrentarse entre ellas y a sí mismas y a un pasado bastante pesado que llevan en sus espaldas.

Una película realizada con mucho cuidado, bien contada y con referencias a la película más clásica de exorcismos.

Novedades

Mandy

Una de las películas más esperadas es Mandy, dirigida por Panos Cosmatos y protagonizada por Nicolas Cage. Un film extraño, por momentos fascinante e hipnótico.

La primera parte de la película parece más preocupada en la creación de imágenes y climas extraños. Así, la trama no avanza demasiado durante esa primera hora, lo cual resulta algo desalentador, más allá de que sí se encarga de ir desarrollando el personaje que da título al film (Andrea Riseborough) y la relación que tiene viviendo en medio del bosque y alejado de todo y de todos.

Luego de la primera hora -sí, una hora que funciona más que nada como introducción-, el film toma otro vuelo ya ahora con el protagónico exclusivo de un Cage que se encuentra a sí mismo llevando a cabo una venganza brutal y sangrienta.

Hiperestilizada y un poco nostálgica, con la banda sonora de Jóhann Jóhannson en su último trabajo, Mandy es una propuesta extraña, más interesante a nivel visual que narrativo (donde incluso resulta previsible) y que, a pesar de su irregularidad, parece destinada a convertirse en película de culto.

Dans la brume

De Francia llega esta película dirigida por Daniel Roby y protagonizada por Romain Duris y Olga Kurylenko. Escrita entre Guillaume Lemans, Jimmy Bemon y Mathieu Delozier, Dans la brume se sucede en un futuro cercano en una París que, de repente, se ve invadida por una bruma que surge desde los subsuelos después de un sismo. Una bruma que mata a aquel que la respira y que llega hasta determinada altura, permitiendo a unos pocos sobrevivir en los últimos pisos de los edificios.

Los protagonistas son un matrimonio ya separado que viven a una cuadra de distancia y que tienen una hija con una extraña enfermedad que la fuerza a vivir encerrada en una vitrina, una especie de burbuja con filtros especiales. Toda la película tendrá a esos dos padres unidos intentando sobrevivir y mantener viva a su hija, en medio de una ciudad cada vez más desolada, sin electricidad y donde para moverse necesitan algún respirador.

Dans la brume empieza de una manera sin dudas atractiva, cuando la bruma irrumpe sin previo aviso. Después se va desarrollando a través de constantes conflictos y peripecias que tienen que ir superando, y que apuestan a un tono más emocional. A la larga lo que interesa acá es contar la historia de una familia y el amor como motor principal. Así el film comienza a decaer hasta llegar a una resolución que, aunque previsible, satisface aun ante la falta de algunas respuestas.