Festivales

18º BAFICI Competencia Latinoamericana: Wik de Rodrigo Moreno del Valle


Wik es la fonética de Week, semana en inglés. Y la estructura de la película, está dividida en siete capítulos, uno por cada día. Pero lejos de imprimirle un ritmo de arranque para llegar al ansiado fin de semana, cada día, como la desesperanzada canción de Morrisey, parece domingo.

Especialmente para los tres jóvenes aquí retratados, dos chicos y una chica. En una Lima barrial, alejada de toda postal turística en la que los tres protagonistas se mueven, o más bien deambulan sin rumbo.

Una constante abulia con profusión de tiempos muertos, en lo que lo más importante es hablar de lo que quisieran o podrían hacer, en lugar de pasar a la acción. Sueñan, con un proyecto a corto plazo, que es viajar a la playa. Y no es que necesiten una fortuna para eso. Pero se quedan en charlas, mientras toman cerveza, fuman porro o están tirados tocando la guitarra. Y si todo esto suena a marginalidad en la letra, en la película se traduce como una calma vitalidad. En personajes que no son nada oscuros, pero que necesitan un empujón. Y la peripecia que los pone en acción es un trabajo un tanto turbio, relacionado con el porno casero. Resorte que también toca las relaciones amorosas en estos personajes.

La inteligencia de Rodrigo Moreno del Valle es balancear lo que se cuenta con un fluir constante, en retratar la apatía sin aburrimiento. Y si estos chicos cuentan con bajo presupuesto, y seguramente la producción de la película también, es en el diseño de los planos donde se encuentra uno de los tantos meritos de Wik. Hay una gran profusión de planos fijos con tan detallado planeamiento y tanta creatividad que cuesta creer que se trate del trabajo de un debutante. Otro de las virtudes es un guion que Moreno del Valle coescribió con Illary Alencastre en el que mucho tuvo que ver el aporte de los tres protagonistas Pedro Pablo Corpancho , Piera del Campo y Jean Phill Arrieta. Son actuaciones que respiran autenticidad.

Un recorte generacional muy acorde con el público de BAFICI, que resulta ser uno de los mejores exponentes de esta nueva Competencia Oficial latinoamericana.