Festivales

16º Festival de Cine Aleman: Salvaje de Nicolette Krebitz


Nicolette Krebitz dirige Salvaje, película sobre una joven solitaria que no termina de encajar en la sociedad que la rodea, en su trabajo como secretaria y especialmente en ese grupo de gente que intenta introducirla pero donde ella se siente fuera de lugar. A Ania no le interesa congeniar con sus compañeros de trabajo, prefiere pasar el tiempo sola. Es inteligente (“Nunca haces preguntas tontas”, resalta su jefe),

Pero cuando un día camino a su trabajo se encuentra con un lobo, algo en ella cambia. Fascinada y asustada en mismas dosis en un principio, no puede olvidar a esa criatura, esa mirada penetrante.

Primero coquetea con él, le deja comida, a lo lejos, de manera cuidadosa. En su casa, le aúlla a la luna y se limpia las manos lamiéndose. Cuando no es suficiente, decide capturar a la criatura y llevársela a su departamento, donde quedó sola después de que su hermana se fuera a vivir con su pareja y su abuelo quedara internado en el hospital luchando por los últimos momentos de su vida.

000069-26549-16186_wild_still2_lilith_stangenberg_byreinholdvorschneider_-_h_2016

Ania de a poco comienza a dejarse llevar por sus instintos más primitivos. Se termina de aislar porque sólo se siente ella misma con este lobo, con quien se conecta de un modo cada vez más profundo, ya sin miedo, sí respeto.

Una película tan rara como fascinante, con una protagonista interpretada de manera muy natural y cruda, tal como su personaje lo necesita. El desarrollo de la narración es como el de la transformación que ella sufre, lenta, gradual, hasta llegar a la única resolución posible que ella podía tener.

En otro tono el film podría haberse tornado algo ridículo sin embargo acá no sucede, todo se percibe creíble aunque parezca lo contrario. «Interesantísima».